Local

Los despidos vuelven a remontar tras el descenso registrado en 2010

El aumento de las reclamaciones de salarios impagados y la bajada de los divorcios son el reflejo de un nuevo azote de la crisis.

el 04 sep 2011 / 17:42 h.

TAGS:

Trabajadores de Astilleros durante una protesta para mantener sus puestos de trabajo.

Cuando parecía que la crisis económica empezaba a dar un ligero respiro, las estadísticas de los juzgados de Sevilla muestran una realidad distinta. La recuperación económica ha dado un paso atrás y eso ha hecho que los despidos vuelvan a subir, después del descenso del año pasado , al igual que las reclamaciones por impago de salarios. Los divorcios, en cambio, continúan descendiendo ante la dificultad de poder afrontarlos por la falta de solvencia económica de las familias.

Las estadísticas de los juzgados sevillanos son el mejor ejemplo de la situación actual de la provincia, ya que viven a diario las consecuencias de la crisis. Juicios por impagos de deudas, embargos, desahucios , demandas por despidos, reclamaciones de sueldos sin abonar... Son algunos de los asuntos que desbordan a los juzgados de Primera Instancia y a los de lo Social, los primeros encargados de las cuestiones civiles y los segundos de las laborales, desde que España entrara en recesión económica.

El año pasado cerraron con cifras alentadoras y que invitaban a pensar que el panorama estaba mejorando. Los despidos fueron los que más notaron ese respiro, ya que por primera vez en dos años bajaron. Tras dos años en los que doblaron las cifras de 2007, descendieron nada más y nada menos que un 25% con respecto a 2008, el año en el que la cifra se disparó. En el primer semestre de este año, han remontado un 8%. Y es que mientras que los despidos se doblaron en este mismo periodo de 2008, con 2.788, en 2009 también crecieron, aunque de forma más moderada con 2.455 casos. Fue en 2010, cuando se produjo una bajada importante con 2.088 casos, una cifra lejana a los 2.259 que se han contabilizado en los primeros seis meses de 2011.

Esto quiere decir que, la situación económica se ha vuelto más complicada para las empresas sevillanas en lo que va de año, más aún si se tiene en cuenta que los despidos que llegan a los juzgados son sólo aquellos en los que no hay acuerdo entre el trabajador y el empresario. El aumento de la cifra, también puede estar vinculado a la aprobación de la Reforma Laboral , que ha podido provocar que los trabajadores acudan a la vía judicial al no estar de acuerdo con un despido por motivos económico, que sólo implica recibir como indemnización 20 días por año trabajado, por lo que muchos intentan lograr en los juzgados elevar la cuantía.

Otro indicador importante es el elevado número de reclamaciones por impago de salarios que llegan hasta los saturados juzgados de lo Social. Nada más y nada menos que 3.390 se han tramitado en lo que va de año; cuando en 2009, en el mismo periodo, se contabilizaron 2.430 y ya entonces era el doble de lo que se había registrado en 2007. Es decir, en tres años las deudas de salarios a trabajadores se ha incrementado un 279%. Como para que los juzgados no se hayan visto desbordados.

DIVORCIOS Y EMBARGOS. Pero los órganos de lo Social no son los únicos que se están viendo afectados por esta larga crisis. Los juzgados de Familia también están observando las consecuencias. En este caso, estos juzgados están viendo cómo incluso está influyendo en el comportamiento de la sociedad, hasta el punto de que se disuelven menos matrimonios .

Y no es que las dificultades económicas unan más, todo lo contrario, sino que las parejas no pueden afrontar ni los gastos que supone un divorcio ni el coste de una hipoteca o un alquiler en solitario. Por eso, desde que comenzara a complicarse el panorama económico el descenso del número de divorcios ha sido constante, sirva como ejemplo que en los seis primeros meses del año han bajado un 6% con respecto al año 2010, ya que se ha pasado de los 1.340 a 1.424 casos.

Pero cuando vivir bajo el mismo techo se convierte en una batalla, muchas parejas optan por un divorcio de mutuo acuerdo que por uno contencioso que implica más gasto en abogados. En el primer caso, son muchos los matrimonios que incluso comparten abogado, ya que lo único que es necesario es llevar ante el juez un contrato en el que se decide cómo repartir los bienes conyugales y la custodia de los hijos. Sin embargo, la moda, más que llegar a un acuerdo amistoso, es buscarse un letrado low cost, que por un módico precio acaba con los días de guerra. Sólo hay que echar un vistazo por internet, donde se pueden encontrar ofertas desde los 250 euros en adelante. Adaptarse a los tiempos o morir. Otra opción es intentar lograr un abogado de oficio, si la renta lo permite.

Bajan los divorcios, pero suben las modificaciones de medidas. Es decir, cada vez hay más divorciados que solicitan a los magistrados una revisión de la pensión que pasan a sus hijos porque su situación económica ha cambiado. Son padres o madres que tenían un buen trabajo, pero que han sido despedidos y ahora están en el paro. Este año se han registrado 375 asuntos frente a los 353 del año pasado, cuando ya habían crecido un 21%.

El último indicativo son los embargos y los desahucios. En este primer semestre han crecido un 7% con respecto a 2010, año en el que se estabilizaron con respecto a 2009 después de la subida del 143% registrada entre 2007 y 2008.

  • 1