Local

Los detenidos declaran hoy en el juzgado tras 72 horas de arresto

Tras 72 horas de arresto, el máximo legal permitido, la Policía llevara hoy ante el juez a Miguel, acusado de matar a golpes a Marta del Castillo y haberla lanzado al río, y Samuel, el amigo sospechoso de haberlo ayudado a deshacerse del cuerpo.

el 15 sep 2009 / 22:43 h.

TAGS:

Tras 72 horas de arresto, el máximo legal permitido, la Policía llevara hoy ante el juez a Miguel, acusado de matar a golpes a Marta del Castillo y haberla lanzado al río, y Samuel, el amigo sospechoso de haberlo ayudado a deshacerse del cuerpo.

La Policía ha apurado hasta el final el plazo para recabar todas las pruebas posibles que impliquen a los dos jóvenes en el crimen. De momento, no tienen el cadáver de Marta, ni el objeto utilizado para acabar con su vida, con lo que si los indicios que llevaron a la detención de Miguel no son suficientemente sólidos, sólo quedaría el testimonio de éste para acusarlos. ¿Qué podría ocurrir si esto fuera así? Pues que el joven podría alegar ante el juez que se autoinculpó por la presión policial, desinflándose la acusación, lo que implicaría que quedaran en libertad. De ahí que los investigadores hayan mantenido una actividad frenética estos tres días, llegando incluso a sacar a Miguel para hacer un registro el sábado, pues deben perfilar aún cómo llevaron a la joven hasta el puente de Camas, y si, como creen, precisaron la ayuda de otras personas.

Miguel y Samuel serán trasladados, con toda probabilidad, al Juzgado de Instrucción número 4, encargado de la investigación, pese a que no está de guardia hoy. De no ser así serían llevados ante el juez que hoy sí lo esté. También es probable que no vayan juntos hasta los juzgados, sino que primero iría Miguel sobre las 13.00 horas, ya que es cuando cumple el plazo, al haber sido detenido la mañana del viernes. Con Samuel, la Policía podría apurar hasta la medianoche, pues fue detenido unas 12 horas más tarde que su amigo, después de que éste confesara e implicara a Samuel.

Otra de las posibilidades es que los dos jóvenes fueran llevados al Juzgado de Violencia sobre la Mujer que esté hoy de guardia, en el caso de que la Policía tenga pruebas más que suficiente de que fue un caso violencia de género. Sin embargo, esta opción es poco probable y todo apunta a que declararán ante el juez que lleva el caso y si compruebe que entre Marta y Miguel existía una relación de cierta estabilidad, se inhiba y traslade las diligencias a un juzgado de esta materia. Si no es así, continuará adelante con la causa hasta concluir la investigación.

  • 1