Local

Los directores sólo sancionarán a sus profesores por absentismo

La Consejería de Educación aparca la potestad de los responsables de los centros para castigar a los docentes por otros incumplimientos de sus deberes.

el 20 nov 2009 / 18:59 h.

TAGS:

Educación convocó ayer a una reunión a todos los directores de colegios de Andalucía occidental que van a participar en el sistema experimental para agilizar las sustituciones del profesorado de baja. El plan arrancará en los 200 centros seleccionados el próximo miércoles y ayer la consejería les presentó las instrucciones que describen hasta dónde llegan sus nuevas responsabilidades: decidir qué bajas se cubren con personal externo y cuáles no, y asumir parte de la potestad disciplinaria que hasta ahora ostentaban los inspectores.

 

El director general del Profesorado, Manuel Gutiérrez, junto a responsables de Inspección, Planificación y Ordenación, explicaron a casi un centenar de directores que, por ahora, sólo harán uso de las sanciones para corregir los casos de absentismo injustificado de sus compañeros. La Ley de Educación de Andalucía (LEA) recoge tres supuestos concretos en los que el director podrá apercibir: "el incumplimiento injustificado del horario de trabajo hasta un máximo de nueve horas al mes"; "la falta de asistencia injustificada en un día" y "el incumplimiento de los deberes y obligaciones, excepto faltas graves". El tercer caso sancionable se ha dejado en suspenso, "porque ahora no existe legitimidad jurídica para ponerlo en práctica", aseguran en Educación.

El traspaso de la potestad disciplinaria está en la LEA, pero hasta esta semana la consejería no la había plasmado en unas instrucciones de ejecución inminente. Aparecieron, primero, en el borrador del nuevo modelo experimental de sustituciones con el que la Junta intentará cubrir las bajas en cinco días. Los sindicatos de la enseñanza protestaron porque no querían que las sanciones se incluyesen en un documento que, en teoría, busca agilizar las sustituciones. Después fue el propio profesorado, reunido el fin de semana pasado en Málaga con el equipo de Mar Moreno para redefinir los Reglamentos Orgánicos de Primaria y ESO, el que pidió a Educación que, al menos, se eliminara el tercer supuesto sancionable porque lo consideraban "subjetivo". El "incumplimiento de los deberes y obligaciones del profesor" cuestiona el trabajo docente dentro del aula y del centro escolar y es más difícil de medir que el número de faltas al trabajo.

Finalmente, Educación ha retirado ese supuesto de las instrucciones que han recibido los 200 colegios. "El tercer caso exige un mayor desarrollo reglamentario, por eso no hemos querido incluir un supuesto tan subjetivo en unas instrucciones que no tienen rango legal suficiente. Serán los Reglamentos, cuando se aprueben, los que desarrollen este punto con claridad. Los otros dos sobre el absentismo son bastante más objetivos", explicó ayer Gutiérrez.

En realidad, en aplicación de la LEA, cualquier director de cualquier colegio andaluz ya puede sancionar a un profesor por no hacer bien su trabajo o por faltar a clase, aunque en la práctica no se está haciendo, al menos no como lo hacía la Inspección, según fuentes de la Delegación Provincial de Sevilla. El problema es que el desarrollo normativo de la ley avanza a dos velocidades, el modelo experimental y los Reglamentos después. Los profesores no quieren pillarse los dedos al tomar decisiones tan difíciles, si no hay un texto legal de por medio en el que ampararse.

La semana que viene los colegios seleccionados harán un simulacro en el sistema informático de Educación para probar cómo se gestionan las bajas con un presupuesto virtual y cuánto se tarda en pedir un sustituto.

  • 1