jueves, 13 diciembre 2018
01:51
, última actualización
Local

Los divorcios vuelven a caer un 7% tras la subida de 2010

Las demandas solicitando cambios en las manutenciones se han incrementado un 7%.

el 06 ene 2012 / 21:55 h.

TAGS:

La crisis no sólo se ha venido notando en todos los asuntos judiciales que tenían que ver con la economía. También lo hizo en el ámbito familiar, lo que ha supuesto que desde 2007 el número de divorcios haya ido descendiendo. En el último año la bajada ha sido de un 7%, mientras que en los últimos cuatro años ha sido de un 11%. Todo lo contrario ha ocurrido con las manutenciones, pues los juzgados han registrado un 7% más de solicitudes para modificarlas.

Con el inicio de la crisis en 2008 los divorcios cayeron ese año un 10% con respecto a 2007, un descenso que se hizo más pronunciado al año siguiente, pues fue del 15%. Sin embargo, en 2010 se produjo una recuperación cercana al 21%, cuya clave fue un aumento de los divorcios de mutuo acuerdo frente a la decadencia de los contenciosos.

Un dato que indica que las parejas optan por arreglar el fin de la relación de forma amistosa, mucho menos costoso que enfrascarse en un proceso judicial largo. De hecho, son muchas las parejas que optan por compartir abogado, ya que entre ambos asumen el costo del letrado que no tiene más que elaborar un contrato que recoge el reparto de los bienes del matrimonio. Esto hizo que de los 2.741 divorcios contabilizados en 2010, 1.500 lo fueran por la vía del mutuo acuerdo.

En 2011, la tendencia ha cambiado. Los divorcios de mutuo acuerdo siguen siendo más numerosos que los contenciosos, pero este año se ha registrado una caída de ambos que supone un 7% de casos frente a 2010. Así, de los 2.552 divorcios contabilizados, 1.327 fueron de forma amistosa. Solamente, en los juzgados de Violencia contra la Mujer es donde se registran más divorcios contenciosos que amistosos (185, frente a sólo 9). El motivo es más que evidente, ya que son casos extremos en los que la mujer reclama la disolución del matrimonio tras haber sufrido malos tratos por parte de su pareja.

Las separaciones también sufrieron en 2011 una nueva caída, bajando un 6% con respecto al año anterior. De las 203 que tramitaron los juzgados de Familia, se ha pasado a las 171 con las que estos órganos cerraron 2011.

De hecho, la crisis ha provocado que cientos de abogados oferten a partir de 300 o 400 euros sus servicios para divorciarse de forma amistosa. "Todo incluido", reza en la página web de algunos abogados matrimonialistas, que hacen todas las gestiones por la red. No obstante, cada vez son más las parejas que solicitan los servicios de un abogado de oficio para ahorrar en costes. Sin embargo, muchas parejas no dan el paso por los gastos de divorciarse, sino por no poder asumir después las pensiones o el mantenimiento de una vivienda con un solo sueldo.

Bajar la pensión. Junto a la bajada de los divorcios, los juzgados de Familia han venido experimentando un fenómeno paralelo. Cada año han recibido más solicitudes de modificación de medidas, es decir, reclamando que el régimen de guardia y custodia de los hijos se modifique. Fuentes judiciales explican que tras estas peticiones están situaciones de pérdidas de trabajo de un cónyuge o de reducción de sus ingresos, lo que hace que solicite al juez que se replantee la manutención que tiene que pasar al otro progenitor por los hijos.

El año pasado se registraron 743 demandas de este tipo, lo que significa una media de dos diarias, además de un incremento de un 7% con respecto a 2010, cuando los juzgados tuvieron que tramitar 697. Las mismas fuentes también explican que en muchas ocasiones el progenitor que tiene que pagar la manutención al que tiene la custodia de los menores decide solicitar la compartida, ya que entonces no tiene que pasar la pensión al otro al tener a los hijos el mismo número de días.

  • 1