Local

Los dólmenes no quieren quedarse bajo la carretera

Tres dólmenes de más de 5.000 años, situados entre Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción, pueden verse afectados si se amplía la actual carretera Camas-Sanlúcar la Mayor. Su conservación ha generado todo un movimiento social. Foto: Paco Cazalla.

el 15 sep 2009 / 07:54 h.

TAGS:

Tres dólmenes de más de 5.000 años, situados entre Castilleja de Guzmán y Valencina de la Concepción, pueden verse afectados si se amplía la actual carretera Camas-Sanlúcar la Mayor. Su conservación ha generado todo un movimiento social.

La carretera, que se transformará en autovía por ser el principal acceso del Aljarafe Norte a la capital, tendrá que pasar lejos de los yacimientos gracias a las presiones que los conservacionistas han venido ejerciedo. Su último éxito, colocar más de 4.000 alegaciones en contra del desdoble en la Consejería de Obras Públicas.

Los dólmenes Matarrubilla, La Pastora y Ontiveros, se verán afectados si se desdobla la carretera A-8077, aunque esta opción está de momento aparcada por la consejería, que busca la ecuación para mejorar la circulación en una zona colapsada y a la vez conservar un patrimonio de la edad del bronce único en España.

El conjunto de dólmenes está ubicado en un entorno de 470 hectáreas -la primitiva Sevilla, cuando era inhabitable el emplazamiento de la capital- y el anteproyecto de desdoble incluía una nueva calzada que dispondrá también de un carril-bici, una plataforma reservada para el autobús y una reserva de terreno para la incorporación de un tercer carril en cada sentido.

Junto al tren . En declaraciones a la agencia Efe, Eduardo Apellániz, presidente de Valencina Habitable -la organización más activa contra el desdoble-, recuerda que ya en 2006 lograron que la autovía que sustituirá a la carretera actual discurra en paralelo a la vía del tren que une Sevilla con Huelva. Ese trazado no afectaría al yacimiento arqueológico ni a la zona de protección que requiere -unos 500 metros de perímetro-.

  • 1