Local

Los dos marineros del 'Vega 5' llegan a Galicia agradecidos por el final de "una experiencia muy dura"

el 19 may 2011 / 14:20 h.

TAGS:

Juan Alfonso Rey y José Alfonso García ya están de camino a sus  casas en Muros (A Coruña) y Pontevedra, después de aterrizar con un  cuarto de hora de antelación sobre el horario previsto --sobre las  00.45 horas de este jueves-- en el aeropuerto compostelano de  Lavacolla, donde se han mostrado agradecidos "a todo el mundo" y,  sobre todo, "muy felices y muy contentos".

"Con ganas de llegar a casa para descansar y estar con la  familia". Así ha resumido su sensación el muradano Juan Alfonso Rey,  capitán del buque 'Vega 5', que el pasado 28 de diciembre fue  secuestrado en aguas mozambiqueñas por piratas somalíes y cuyo  cautiverio, junto a su compañero y contramaestre del barco, el  pontevedrés José Alfonso García, se prolongó durante 137 días.

Casi cinco meses que, en palabras de Rey, han sido "una  experiencia muy dura, muy difícil". "Pero gracias a Dios, y a todo el  mundo, se terminó", ha resaltado en su intervención ante los medios  de comunicación, que se ha producido después del encuentro, en  privado, con sus familiares, y el recibimiento por una amplia  delegación institucional.

Ambos han aparecido por la puerta de la sala B de llegadas de la  terminal santiaguesa en torno a las 1.30 horas, del brazo de sus  mujeres, y han dedicado breves palabras a los periodistas. "Gracias a  todos", ha finalizado el capitán del 'Vega 5', visiblemente  emocionado.

Por su parte, García ha querido, en primer lugar, "dar las gracias  a la compañía" Pescanova, cuya filial Pescamar operaba el barco  apresado por piratas y cuyo presidente, Manuel Fernández de Sousa, ha  sido una de las personalidades que ha dado la bienvenida a los  pescadores a la capital gallega. "Desde el primer momento nos trató  estupendamente", ha subrayado.  

Con notables síntomas de cansancio, después de un vuelo privado  habilitado por la propia empresa y que ha hecho escala,  presumiblemente, en Italia, el pontevedrés ha hecho hincapié en la  necesidad de estar con sus allegados. "Me tenéis que perdonar, pero  necesito estar con mi familia, no tengo nada más que decir", ha  incidido, ante aplausos de los asistentes.

Después de estas breves intervenciones, Juan Alfonso Rey y José  Alfonso García se han dirigido de nuevo, junto a sus esposas, al  interior de la sala de llegadas, desde donde han abandonado el  aeropuerto para iniciar el trayecto hacia sus hogares.

AGUILAR: "UN MOMENTO ESPECIAL"

En este punto, la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y  Marino (MARM), Rosa Aguilar, ha intervenido para destacar el "momento  especial" y "lleno de sentimientos" que se estaba viviendo en el  aeropuerto de la capital gallega.  

"Durante 142 días, los hemos tenido en nuestro corazón y en  nuestros pensamientos", ha resaltado Aguilar, para concluir con la  "alegría" de que ambos marineros "estén en su tierra, en Galicia".  

"Toda Galicia y toda España hoy debe estar contenta", ha  proclamado la ministra, después de reconocer "la entereza y la  fortaleza de Dolores y Cecilia", las mujeres de los marineros, "que  han ayudado mucho" a lo largo del secuestro. "Es digno de reseñar",  ha incidido.

La dirigente estatal también ha tenido palabras de  "reconocimiento" para Pescanova, con la que el ministerio estuvo, ha  dicho, "en contacto directo" de forma permanente.

LA MINISTRA NIEGA QUE SE PAGASE POR EL RESCATE

A la pregunta de si el Gobierno central o la compañía pagaron por  el rescate --como aseguraron los piratas somalíes a medios locales--,  Rosa Aguilar ha respondido con un tajante "no".  

"Esto es una cosa de la empresa, y, desde luego, a mí, no me  consta que se haya producido una circunstancia de este tipo", ha  resuelto la titular del MARM.

FEIJOO: "NO LO PODEMOS ADMITIR"

A continuación, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo,  tras agradecer "este final feliz, como gallego y como presidente de  la Comunidad Autónoma", ha hecho un llamamiento a la "reflexión" a la  comunidad internacional, en general, y a la Unión Europea (UE), en  concreto.

"Que tomen nota de una situación que empieza a no ser  excepcional", ha avisado, sobre unos apresamientos de embarcaciones y  secuestros de tripulaciones que suponen, según ha denunciado,  "atentados contra los derechos humanos y la libre circulación".

"No tiene sentido y no podemos admitir que estemos todos  pendientes de unos piratas que viven del secuestro y de utilizar  formas violentas contra unas personas que lo único que están haciendo  es trabajar", ha aseverado.

PIDE RESPETO A LA INTIMIDAD DE LOS MARINEROS

Frente a esto, el jefe del Ejecutivo autonómico ha valorado el  "comportamiento ejemplar" de los dos marineros, al soportar "algo  psicológicamente muy difícil" y el de sus mujeres, "aguantando en  tierra".  

Al respecto, ha apuntado que la Administración gallega pone a su  disposición, desde hoy, los reconocimientos médicos  "protocolorizados" y la ayuda psicológica correspondiente para que  "se reintegren a la vida normal" lo antes posible.

Asimismo, Núñez Feijóo ha reconocido la labor de Pescanova "desde  el pasado 28 de diciembre" y ha considerado que el MARM "también  estuvo a la altura de las circunstancias".

Por último, ha lanzado un mensaje a los medios de comunicación  para que se respete "la intimidad" de Juan Alfonso Rey y José Alfonso  García, "por lo menos, en los primeros días" desde su regreso a la  Comunidad gallega.

"TRABAJANDO" EN NUEVAS MEDIDAS CONTRA LOS PIRATAS

Para finalizar, y antes de que todas las autoridades --entre las  que se encontraban el delegado del Gobierno en Galicia, Miguel  Cortizo; la conselleira do Mar, Rosa Quintana y la secretaria general  del Mar, Alicia Villauriz-- dejasen el lugar, Aguilar ha defendido la  actuación de la Operación Atalanta en aguas somalíes para luchar  contra la piratería.

Ante las cuestiones de los periodistas, la ministra de Medio  Ambiente y Medio Rural y Marino ha manifestado tener "conocimiento"  de que el lugar en el que se apresó al 'Vega 5' --frente a la costa  de Mozambique-- no forma parte del campo de acción habitual de los  piratas. "Era la primera vez", ha reconocido.

Sobre esto, ha asegurado estar "trabajando" y analizando "cuáles  son las medidas" que España y las autoridades comunitarias deben  tomar, a mayores de Atalanta, de la que, ha subrayado, "nadie puede  negar su eficacia".

  • 1