sábado, 16 febrero 2019
14:32
, última actualización
Local

Los dos principales imputados por el robo de droga piden declarar nuevamente

Esta petición de ampliar declaración se produce después de que, durante un careo celebrado el pasado miércoles, ambos imputados modificaran su versión de los hechos.

el 19 may 2010 / 12:07 h.

TAGS:

Los abogados del agente del Cuerpo Nacional de Policía en excedencia Lars S.M. y de su supuesto cómplice M.A.N., ambos imputados y en prisión por la desaparición de 154 kilogramos de cocaína y heroína de los depósitos de la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Andalucía Occidental, han pedido a la juez instructora que tome declaración nuevamente a sus patrocinados, todo ello tras el careo entre ambos celebrado la pasada semana.

En este sentido, tanto el letrado de Lars, Benito Saldaña, como el de su presunto socio, Marcos García Montes, anunciaron a Europa Press que han presentado sendos escritos ante el Juzgado de Instrucción número 19 de Sevilla en el que solicitan una ampliación de declaración de sus patrocinados, aunque, según dijeron, la juez Ana Escribano aún no ha tomado una decisión a este respecto.

Esta petición de ampliar declaración se produce después de que, durante un careo celebrado el pasado miércoles, ambos imputados modificaran su versión de los hechos y aseguraran que fue el entonces jefe de la Unidad de Drogas y Crimen Organizado (Udyco), F.T., quien requirió a Lars para que hiciera los paquetes falsos de droga con los que, posteriormente, se hizo el cambio en las dependencias de Jefatura.

De este modo, tanto Lars como M.A.N. señalaron durante su declaración que fue el ya ex jefe de la Udyco quien solicitó a Lars que hiciera una serie de paquetes falsos al objeto de emplearlos en una operación antidroga que estarían llevando a cabo en colaboración con la Udyco de Madrid, aunque ambos aseveraron desconocer el destino final de los mismos.

En este sentido, Lars habría accedido a ello "para congraciarse" con F.T., con el cual "no se llevaba demasiado bien", tras lo cual el propio ex agente se puso en contacto con su supuesto cómplice al objeto de preguntarle si él, personalmente, podía hacerse cargo de elaborar estos paquetes falsos de droga "a cambio de favores", accediendo el imputado a ello.

DOS CITAS PARA ENTREGAR LOS PAQUETES

De esta manera, y una vez que los paquetes -unos 50o 60- estaban elaborados, quedaron ambos imputados con el entonces jefe de la Udyco en un quiosco ubicado frente a la Jefatura, donde le dieron los mismos, que F.T. habría introducido en el interior de un vehículo Volkswagen Passat. Además, dijeron que en una segunda entrega le dieron el resto de paquetes, con la salvedad de que a esta cita F.T. no acudió solo, sino acompañado de una persona "con barba".

Estas declaraciones motivaron que el ex responsable provincial de la Udyco decidiera interponer una querella por calumnias contra ambos procesados, pues, según indicó a Europa Press su letrada, María Ponte, las declaraciones de Lars y su supuesto socio son "falsas", mientras que el careo fue una "maniobra defensiva" de los imputados "para transformar su actividad ilegal en una actividad legal ordenada por un superior".

En este caso permanecen imputados tanto Lars como su supuesto cómplice, las parejas de ambos, el jefe de la Udyco en Sevilla y los jefes de los grupos 2 y 3. Los tres responsables de la Udyco están imputados por un "posible delito de encubrimiento u omisión de denunciar, al existir indicios objetivos de que habían llegado a conocer la sustracción de la droga antes de que fuera descubierta por el juzgado y no lo habían denunciado".

  • 1