Local

Los dueños del edificio de Alcosa recibirán locales en Bermejales

A finales de enero, vecinos de la Plaza de los Luceros denunciaron que un centro comercial en construcción les estaba encajonando. Se levantaba a 1,9 metros de sus balcones. Ayer Urbanismo y los propietarios acordaron enmendar el entuerto.
(Foto: Javier Cuesta)

el 15 sep 2009 / 03:39 h.

TAGS:

A finales de enero, vecinos de la Plaza de los Luceros denunciaron que un centro comercial en construcción les estaba encajonando. Se levantaba a 1,9 metros de sus balcones. Ayer Urbanismo y los propietarios acordaron enmendar el entuerto. El edificio será municipal a cambio de locales en Bermejales.

El Ayuntamiento será el propietario del centro comercial bautizado como Nueva Galería, en el Parque Alcosa. Podrá demoler parte del esqueleto ya levantado y darle usos públicos. De hecho, también ha pactado con la Consejería de Educación la apertura en dicho lugar de un centro de adultos, como pedían los vecinos.

También albergará otros servicios para el barrio. En principio, el edil de Urbanismo, Emilio Carrillo, -que explicará hoy los detalles del acuerdo- apostó por destinar el edificio a cibercentro y biblioteca. Él mismo se comprometió con los vecinos afectados a que el inmueble se demolería parcialmente en junio o julio.

El próximo 8 de mayo estaba prevista una reunión entre los responsables de la Gerencia de Urbanismo y los vecinos para estudiar precisamente el proyecto de demolición y los futuros usos del edificio de los hermanos Cánovas.

El pasado día 17, tanto los propietarios como el Consistorio se mostraron confiados en que habría un acuerdo antes de mayo, y así ha sido. Finalmente, Urbanismo se hará con el pretendido centro comercial a cambio de locales comerciales situados en la zona Sur de Los Bermejales. No se ha precisado aún los metros exactos.

Pedro Cánovas aseguró a Europa Press que aún no tiene constancia oficial de la aceptación de Urbanismo de las condiciones negociadas a lo largo de estos días, si bien se mostró "satisfecho". Agregó que la peritación económica de los terrenos aún no está cerrada, puesto que la valoración del edificio no se ha realizado.

Esta permuta de metros cuadrados se barajó desde que comenzó la negociación porque los hermanos Cánovas mostraron su interés en seguir con su proyecto empresarial. Sin embargo, se planteó la posibilidad de que los locales comerciales se localizasen en el Parque Alcosa. Con el cambio de zona, los Cánovas se hacen con menos metros cuadrados, pero en una zona más revalorizada.

Inicialmente, las diferencias económicas eran grandes: el Ayuntamiento ofreció 4,5 millones (el valor catastral del solar) para comprar el edificio y los dueños reclamaron 9,8 millones. En ellos se incluían, entre otras partidas, el lucro cesante (4 millones), honorarios de arquitectos (180.000 euros), gastos en publicidad (60.000 euros) e incluso gastos de gestión por 150.000 euros.

La Gerencia de Urbanismo anunció que prevé demoler entre 800 y 900 metros cuadrados, la mitad del centro comercial. Así, los vecinos tendrán el edificio a entre 4 y 5 metros de sus pisos, y no a 1,9 como ahora.

Carrillo defendió desde el principio que la obra de los hermanos Cánovas tenía todas las licencias en regla y que la actuación se ajustaba al Plan General de Ordenación Urbana, si bien reconoció que no se aplicó "el sentido común" a la hora de tramitar estos permisos. Por este motivo advirtió que no concedería la licencia de actividad para el centro comercial, ya que esto vulneraría la normativa medioambiental por los ruidos que tendrían que soportar los vecinos, literalmente encajonados.

  • 1