Local

Los dueños del 'New Flame' niegan que estén sacando la carga

La compañía propietaria de la carga del New Flame, el barco chatarrero hundido frente a Algeciras, aseguró que el material retenido en la frontera "no es chatarra" sino que "pertenece al caso del buque".

el 15 sep 2009 / 02:51 h.

TAGS:

La compañía propietaria de la carga del New Flame, el barco chatarrero hundido desde agosto frente a Algeciras, aseguró ayer que el material retenido en la frontera "no es chatarra" sino que "pertenece al caso del buque". Los ecologistas anunciaron nuevas acciones judiciales.

Según indicaron ayer fuentes de la propietaria del buque, las piezas que salen de Gibraltar "son trozos del casco del barco y no parte de las 42.000 toneladas de chatarra que transporta el buque". La compañía aseguró haber renunciado a la carga puesto que "el rescate de la chatarra es más caro que su valor en el mercado, que asciende a 14 millones de euros. La aseguradora ha gastado ya más del doble en recuperar el pecio".

A pesar de todo, la Junta de Andalucía confirmó que las muestras interceptadas en los camiones que cruzaron las frontera gibraltareña están siendo analizadas, para conocer con exactitud que material transportaban.

Las fuentes de la firma propietaria del buque pidieron "un poco de calma" a los ecologistas y recordaron que la normativa en EEUU, lugar de partida del barco, "es muy estricta" cuando se trata de cargas como la del New Flame.

Nuevas demandas. Los ecologistas, sin embargo, anunciaron nuevas acciones judiciales y acusaron al Gobierno de Gibraltar y a las administraciones españolas de "ocultismo", en palabras de un portavoz de la Asociación Gaditana Defensa y Estudio de la Naturaleza (Agaden). Según Javier Gil, se está actuando de forma "temeraria", por lo que presentarán de nuevo ante los juzgados denuncias contra las administraciones competentes tanto de Gibraltar como de España.

Gil afirmó que el Gobierno de Gibraltar debería haber dicho desde un primer momento los días en los que se transportaría la chatarra y especificar la procedencia y el material de la misma. "No hace falta ninguna analítica para saber que los hierros, el óxido y el resto son contaminantes", señaló.

El portavoz de la asociación conservacionista Agaden indicó que el problema es que "las materias contaminantes son llevadas en camiones a un solar de Guadarranque, lugar que no está habilitado para ello".

  • 1