Local

Los ecijanos recuperan la plaza del Salón más de nueve años después

No hubo actos oficiales ni gestos de cara a la galería. El primer día del nuevo Salón consistió en retirar las vallas que impedían entrar en la plaza y dejar pasar a los vecinos de lado a lado del recuperado "corazón" de la ciudad.

el 14 sep 2009 / 21:08 h.

TAGS:

No hubo actos oficiales ni gestos de cara a la galería. El primer día del nuevo Salón consistió en retirar las vallas que impedían entrar en la plaza y dejar pasar a los vecinos de lado a lado del recuperado "corazón" de la ciudad.

Y es que el Ayuntamiento de Écija no quiere considerar el acto de apertura de la Plaza de España como una inauguración de la misma. Para eso se espera a que el Salón esté terminado y las obras recepcionadas y con el visto bueno de la Consejería de Obras Públicas, encargada del proyecto y que, además, lo paga y tiene las competencias en esta cuestión.

Pero no faltaron el miércoles los curiosos que se acercaron a la puerta de la casa consistorial, cuya fachada principal preside la renovada plaza, a preguntar "cuándo y dónde se daban los canapés y la cerveza" por el estreno.

Porque curiosos hubo, y muchos, desde antes de las 18.00 horas, el momento en el que, inicialmente, estaba prevista la retirada de las vallas protectoras del perímetro. Vecinos que no podían esperar a hoy para pisar el Salón después de más de nueve años viendo primero un muro de piedra y luego un gran socavón en el lugar.

Tampoco faltó alguno que, de pasada y con palabras gruesas, descalificaba el nuevo aspecto de la explanada y se manifestaba a favor del Salón "que había antes". Una elección que recibía una réplica evidente: "Lo que había antes era el muro".

La coincidencia de la fecha elegida con el inicio de un puente, el del Día de la Constitución, llevó a la plaza a multitud de ecijanos que querían ser los primeros en verla casi terminada, porque todavía le quedan retoques. Ya a las 19.30 horas, podían contarse más de un centenar de curiosos paseando, en grupos, yendo y viniendo de acá para allá, esperando la retirada de las vallas que, finalmente, se retrasó hasta las 19.45, una hora y tres cuartos más sobre la última fijada.

Ese tiempo de retraso parecía significar poco para unos vecinos privados de su Plaza de España durante tanto tiempo y sufriendo unas obras que se eternizaban y a los que, en diciembre de 2006, se les dijo que el Salón estaría terminado hace ya seis meses. Por eso, el miércoles, esperar unos minutos u horas más era un mero trámite para la paciencia de los vecinos de Écija.

Entre estos también estaban los aficionados a las cifras, que calculaban cuánto dinero se habían gastado las administraciones en el Salón.

El aparcamiento subterráneo, que ya funcionaba y que cuenta con 295 plazas, 70 de ellas alquiladas a residentes y el resto de rotación, costó unos tres millones de euros, costeados por la constructora, Protomed 10, filial de Construcciones Vera, que es, además, la adjudicataria de su explotación durante los próximos 50 años.

La reconstrucción de la superficie asciende a unos 2,6 millones, financiados en su mayor parte mediante la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA), en concreto con el 80% de los gastos, mientras que el 20% restante sale de las propias arcas municipales.

El retraso injustificado de la adjudicataria, Clar Rehabilitación, se traduce en la inclusión en el proyecto de obras, como contrapartida y en compensación, de la reurbanización de la calle San Francisco, una de las vías que sale de la plaza, de la colocación del mobiliario urbano en la explanada (bancos, papeleras, farolas...), que ya no deberán pagar las arcas municipales, y de la rehabilitación del monumento a la Virgen del Valle, patrona de la ciudad. Pero ésa es otra historia. La de la recuperación de la plaza del Salón empezó a escribir el miércoles por la tarde su último capítulo en una jornada que para los ecijanos fue de reencuentro con este emblemático rincón y para otros, los más jóvenes, su primera experiencia.

  • 1