Local

Los ediles vascos claman por un futuro sin "armas"

El Parlamento homenajea a los 25 concejales asesinados.

el 02 jul 2010 / 20:53 h.

TAGS:

En el homenaje se emitió un vídeo de los ediles asesinados.
El Parlamento vasco rindió ayer un homenaje a los 25 concejales vascos asesinados por ETA, el GAL y el Batallón Vasco Español. Los ediles apostaron por un "ejercicio público de confianza en el futuro y de esperanza en una paz verdadera, sin la falsa tutela de las armas". En el acto intervinieron la presidenta de la Cámara vasca, Arantza Quiroga, y el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz.

El homenaje, al que no acudieron los concejales de la ilegalizada ANV, recordó a 25 ediles vascos, entre los que se encuentran el concejal de Astigarraga, Tomás Alba, asesinado por el Batallón Vasco Español en 1979 y el teniente de alcalde de Bilbao, Santiago Brouard, asesinado por el GAL. El resto de homenajeados fueron víctimas de ETA desde 1975, año de la muerte del alcalde de Oiartzun, Antonio Echeverria, hasta 2008 con el asesinato del concejal de Mondragón, Isaías Carrasco.

El tributo, que contó con la presencia del lehendakari, Patxi López, comenzó con el saludo oficial de la presidenta y los miembros de la Mesa del Parlamento. En su intervención, Quiroga resaltó que, con este recuerdo, "honramos sin tapujos la memoria de los ediles desaparecidos y elogiamos la labor de aquellos que siguen sin reservas". "Nunca más permitiremos que nuestros ciudadanos tengan que tragar saliva, impotentes ante la ostentación de sus verdugos", defendió la presidenta. A su vez, Quiroga afirmó que "la enfermedad que actualmente nos corroe es ETA, y ese es el virus que primero debemos extirpar totalmente", por lo que "no valen declaraciones vagas, abstractas, ni medias tintas" porque cuando hay que condenar el terrorismo hay que ser "claros y contundentes".
Por su parte, el presidente de Eudel, Jokin Bildarratz, aludió a los más de 700 representantes y ex representantes municipales que viven en Euskadi bajo la amenaza de ETA, destacando el "doble valor" de los ediles vascos, ya que "su compromiso con su pueblo les acarrea una pérdida de libertad que no se produce hoy en ningún país democrático". Los concejales expresaron su deseo de "construir un futuro en el que no quepa la violencia terrorista y el crimen irracional" porque "amamos la paz". Asimismo, defendieron que el "objetivo criminal" de ETA "no se alcanzará nunca" porque "es inútil, cruel y, además de inmoral, estúpido".

  • 1