sábado, 23 febrero 2019
11:21
, última actualización
Deportes

Los "Elefantes" con miedo a perder a Drogba

La selección de Costa de Marfil, que recibe el apelativo de los 'Elefantes', repetirá presencia mundialista con mayor experiencia que en Alemania, pero con el miedo a perder a su máxima estrella, Didier Drogba, que sufrió una fractura en el brazo derecho en un amistoso con Japón.

el 07 jun 2010 / 11:59 h.

FICHA TÉCNICA

Entrenador: Sven Goran Eriksson (Suecia)

Capitán: Didier Drogba (32 años, Chelsea)

Palmarés: Campeón de la Copa Africana de Naciones en 1992

 

El seleccionador, el sueco Sven Goran-Ericksson, no quiere descartar totalmente a Drogba, quien fue operado hoy con éxito, sin que se sepa cuánto tiempo tardará en recuperarse y si participará en el Mundial.

"No estamos seguros todavía", prefirió responder Ericksson, consciente de que Costa de Marfil es otra sin la también estrella del Chelsea.

Drogba se lesionó el pasado día 4 en un choque con el defensa japonés Marcus Tulio Tanaka.

Antes de la lesión de Drogba, Costa de Marfil enfilaba el Mundial con la experiencia acumulada en Alemania 2006 y en las Ligas europeas, a las órdenes de todo un ilustre de los banquillos como Sven Goran Eriksson.

Los "Elefantes" se presentan dispuestos a demostrar todo su potencial físico para tomarse la revancha de hace cuatro años e incluso de la última Copa de África de Naciones de Angola.

Al conjunto marfileño su estreno en un Mundial en tierras germanas le dejó un sabor tremendamente agridulce, porque pese a practicar un buen fútbol y a mostrar su evolución no pudo superar el denominado "grupo de la muerte", en el que se tuvo que medir a potencias como Argentina, Holanda y Serbia.

Perdió sus opciones en los dos primeros encuentros ante albicelestes y tulipanes, en los que cayó por 2-1, y aunque se impuso en el último a los serbios por 3-2 no le bastó al conjunto entonces dirigido por Henri Michel para alcanzar los octavos de final.

Varios de los presentes entonces repetirán y no podrán olvidar las ocasiones perdidas y el hecho curioso de que todos los goles los encajaron en los primeros 40 minutos de los tres encuentros, por lo que los 'elefantes' confían en haber aprendido tan dura lección.

Pero Costa de Marfil tiene otra deuda pendiente con ella misma, con su afición y el fútbol en general, la CAN de Angola, en la que partía como favorita y no pudo pasar de cuartos de final. Fue un batacazo duro de digerir y el primer efecto fue la destitución fulminante del técnico bosnio Vahid Halilhodzic.

El balcánico fue el encargado de llevar al equipo a Sudáfrica 2010 sin perder partido alguno en una fase previa que se tiñó de luto el día del duelo frente a Malawi. En aquel encuentro de segunda fase, que venció Costade Marfil por 5-0, murieron 19 personas por una avalancha humana que se produjo cuando numerosos espectadores intentaron acceder por la fuerza al abarrotado estadio Houphouet-Boigny de Abiyán.

Los 'elefantes' solventaron la ronda previa con una autoridad casi insultantes, con ocho victorias y cuatro empates, veintinueve goles a favor y solamente seis en contra, aunque bien es verdad es que los nombres de los rivales tampoco dice mucho: Mozambique, Madagascar, Botsuana (en la primera fase), Burkina Faso, Malawi y Guinea (en la segunda).

Las autoridades marfileñas contrataron a Eriksson, un entrenador de primer nivel y con un gran bagaje por todo el mundo, por sus etapas al frente de selecciones como Inglaterra y México y en clubes de su país y del Reino Unido.

En el equipo, nadie discute el liderazgo de Drogba, considerado uno de los mejores delanteros del panorama mundial y sus dotes de mando son indiscutibles.

Pero hay otros jugadores que reclaman su protagonismo y que también atesoran gran experiencia, como los hermanos Kolo (Manchester City) y Yaya Toure, este con menos minutos esta temporada en el Barcelona pero que junto a Didier Zokora, del Sevilla, pueden formar un centro del campo más que poderoso para sostener un bloque con menos nombre atrás que en ataque.

No en vano, junto a Drogba figura su compañero de equipo Salomon Kalou y Gervinho (Lille).

Boubacar Barry, del Lokeren belga, suele ser el portero titular, el último eslabón justo por detrás de una zaga en la que las referencias son Kolo Touré y Emmanuel Eboué, del Arsenal, cuya labor se antoja clave para salir airoso de, otra vez, el "grupo de la muerte" de Sudáfrica 2010, puesto que a Costa de Marfil le tocó el G junto a Brasil y Portugal, como grandes potencias, y la semidesconocida Corea del Norte.

La capacidad de concentración atrás para evitar las letales lagunas de Alemania y Angola se presentaba como la principal preocupación para Eriksson en este reto en el que se ha embarcado, pero ahora toda Costa de Marfil está pendiente de la lesión de Drogba.


  • 1