Local

Los enfrentamientos en Bolivia se cobran ya 16 vidas

El Gobierno de Bolivia confirmó ayer que 16 personas murieron en los enfrentamientos armados ocurridos en los últimos días en la región norteña de Pando, donde ayer se decretó el estado de sitio.

el 15 sep 2009 / 11:43 h.

TAGS:

El Gobierno de Bolivia confirmó ayer que 16 personas murieron en los enfrentamientos armados ocurridos en los últimos días en la región norteña de Pando, donde ayer se decretó el estado de sitio.

A la cifra inicial de nueve fallecidos se han sumado otras siete personas, cuyos cuerpos se encuentran aún en el monte y las orillas del río cercanas a la zona del enfrentamiento a la espera de ser evacuados, según dijo el ministro de Gobierno, Alfredo Rada, en una entrevista a Radio Fides.

Los fallecidos en su mayoría son consecuencia de los choques producidos el pasado jueves en la localidad de Porvenir, cerca de Cobija, capital de Pando, entre campesinos leales al presidente Evo Morales y grupos opositores autonomistas.

Rada enfatizó que, en criterio del Ejecutivo, lo que se produjo ese día no fue un enfrentamiento sino una "verdadera masacre" de parte de funcionarios de la Prefectura y "sicarios" extranjeros que asesinaron a los campesinos.

La versión del Gobierno es totalmente distinta a la que ha dado el prefecto (gobernador) de Pando, el opositor Leopoldo Fernández, quien acusó al Ejecutivo y los sectores afines de haber causado los incidentes violentos.

Según Rada, las magnitudes reales de la "masacre" se conocerán en los próximos días porque, además de los 16 cadáveres hallados, hay informes extraoficiales que hablan "de más de una treintena de cadáveres que habrían sido vistos después de lo ocurrido hace dos días".

Rada confirmó que la noche pasada en el aeropuerto de Cobija murieron dos personas, un militar y un civil, aunque no precisó si estos casos forman parte de los 16 dados hoy como confirmados.

Los enfrentamientos a tiros en el aeródromo se produjeron durante un choque entre civiles opositores y militares que llegaron a la ciudad para hacer cumplir el Estado de sitio. Rada afirmó que se trata de la mayor "masacre" de Bolivia en democracia, incluso a la ocurrida en El Alto en 2003.

  • 1