Local

Los enredos de las TV locales

Exclusividad en las contrataciones, falta de transparencia, derroche en tiempos de crisis. Las críticas del PP al proyecto de televisión municipal del Gobierno local son similares a las existentes en otras capitales. Con diferencias. En ellas, los papeles se cambian. PSOE e IU están en la oposición y el PP gobierna.

el 16 sep 2009 / 05:12 h.

TAGS:

Exclusividad en las contrataciones, falta de transparencia, derroche en tiempos de crisis. Las críticas del PP al proyecto de televisión municipal del Gobierno local son similares a las existentes en otras capitales. Con diferencias. En ellas, los papeles se cambian. PSOE e IU están en la oposición y el PP gobierna.

La televisión municipal de Sevilla ha sido la primera en solicitar la licencia para la emisión en digital y una de las últimas en ponerse en marcha de entre las capitales andaluzas. El paso lo abrió Cádiz cuyo Ayuntamiento, gobernado por el PP, se ha convertido en referente de los consistorios populares y en la base del proyecto de red de televisiones locales impulsado tras las últimas elecciones autonómicas por la propia dirección regional del partido. En Sevilla, el proyecto arrancó de forma precipitada en la pasada Semana Santa y mantiene abierto un enfrentamiento con la oposición, que llegó a amenazar recientemente al Gobierno local con llevar el caso a los tribunales, principalmente por no remitir a la oposición la información requerida. Así, mientras los populares se enfrentan al proyecto de Sevilla, en el resto de capitales se arma una red de socialistas contra la estrategia del PP.

El principal eje de las críticas del PP al proyecto de Giralda Televisión son los tres contratos puntuales -por cantidades inferiores a 60.000 euros- que el Ayuntamiento ha adjudicado a CRN Giralda, entidad que comparte el canal múltiplex para las emisiones con señal digital. Esta relación preferencial, que el Ayuntamiento atribuye a una circunstancia puntual hasta que se abra un concurso público, es similar a la que se produce en otras capitales. En Málaga, la oposición alzó la voz hace sólo unos días ante una nueva operación realizada por el consejo de administración de Onda Azul -la televisión municipal de la capital de la Costa del Sol-. Tras invertir 1,2 millones de euros el Gobierno municipal del PP aprobó gastar 300.000 euros en la compra de la marca de la televisión de Vocento. Una operación similar a la que se llevó a cabo en Granada: un gasto de 700.000 euros en Teleideal. La misma empresa y el mismo color político del Gobierno.

En Sevilla, el PP ha denunciado públicamente la falta de transparencia de la televisión municipal. Hasta el punto de que ha puesto a sus servicios jurídicos a preparar un recurso en los tribunales. Vayamos a Cádiz. "No conocemos ni siquiera cuánto cuesta la televisión. No paramos de pedir información que no nos dan, aunque no hemos llegado a denunciarlo", explica el edil socialista Luis Bend.

Precisamente de Cádiz parte todo el entramado televisivo del PP en Andalucía. Al margen de los contenidos del grupo Alierta, el Gobierno local de Teófila Martínez exporta incluso gerentes, como el recientemente designado en Granada, Nicolás Sierra. Cuando se inició la televisión gaditana se dio una de las circunstancias más criticadas por el PSOE. Los populares excluyeron a los socialistas del consejo por su rechazo al proyecto. El veto duró más de un año.

En Sevilla se presumía de un consejo de administración proporcional, pero el modelo es más cercano al de Cádiz que al de Granada o Málaga: hay nueve consejeros, y sólo dos de la oposición, ya que PSOE e IU se han aprovechado de cargos inicialmente técnicos.

En todo hay contradicciones. Onda Giralda, de PSOE e IU, empezó a emitir en Semana Santa. Lola Ruiz Domenech, edil de Granada, resume una de las críticas de IU allí: "Es un servicio público, pero va a empezar a emitir en una fiesta religiosa, como es el Día de la Virgen de las Angustias".

Las cuatro principales televisiones municipales

Todos los partidos quieren una televisión municipal, pero donde gobiernan incurren en prácticas similares a las que denuncian donde son oposición. Hay tantos modelos como capitales. Éstos son los principales.

Onda cádiz. La matriz: En Onda Cádiz se basa buena parte de la estrategia del PP en las televisiones municipales. Pocos discuten su calidad técnica, aunque los socialistas la ponen como ejemplo de una televisión parcial. Emite contenidos propios, que incluso exporta, con su plantilla. Se quedó con los carnavales, principal evento en la ciudad. Durante años excluyó al PSOE del consejo de administración.

G7. Granada, última en arrancar: Está previsto que las emisiones empiecen el Día de la Virgen de las Angustias. El PP ha adquirido por más de 700.000 euros todas las instalaciones -inutilizadas según la oposición- y la marca de Teleideal, la emisora de Vocento. Ha contratado al ex gerente de Onda Cádiz. La oposicion PSOE-IU denuncia el "derroche" y la relación privilegiada con Vocento, ya que se han descartado el resto de emisoras locales.

Onda azul. La compra de una marca: Málaga, gobernada por el popular, Francisco de la Torre, tiene desde hace años una emisora local. Sin embargo, en los últimos meses ha adquirido las instalaciones e incluso la marca de la emisora de Vocento en la capital de la Costa del Sol. Más de 1,5 millones, según denuncian desde el grupo socialista, que considera el acuerdo como un "trato de favor por intereses".

Onda Giralda. Un arranque precipitado: Hace menos de un año, el Gobierno de PSOE e IU decía que no había dinero para una televisión. Y ahora ya van casi 180.000 euros. Para este año hay 500.000 euros presupuestados. Se han denegado informaciones a la oposición, se ha dejado todo el poder en manos de un edil y PSOE e IU han copado todos los puestos del consejo de administración. El PP denuncia "derroche", "trato de favor" y "falta de información".

  • 1