jueves, 17 enero 2019
23:02
, última actualización

Los escolares ‘ficharán’ las barreras para minusválidos

17.532 alumnos sevillanos participarán en el concurso ‘Haz tu barrio accesible’ de la ONCE.

el 01 feb 2012 / 21:12 h.

Acera adecuada para los minusválidos.

Un total de 17.532 alumnos de centros escolares de la provincia de Sevilla se han inscrito en la edición número 28 del concurso Haz tu barrio accesible, que cada año convocan la Organización Nacional de Ciegos (ONCE ) y su fundación entre los escolares españoles.

En esta ocasión son 17.532 alumnos procedentes de 108 centros educativos de la provincia que estarán coordinados por 713 profesores de 778 clases.

Andalucía es la comunidad autónoma con mayor participación, con 70.799 alumnos de 502 centros y 2.913 profesores implicados de 3.260 clases. Estas cifras consolidan a este concurso impulsado por la ONCE y su fundación en la iniciativa educativa que moviliza al mayor número de alumnos, profesores y centros educativos de toda España.

Bajo el lema Haz tu barrio accesible, estos estudiantes de Primaria, ESO y Educación Especial analizarán su entorno más cercano a lo largo del mes de febrero, para tratar de detectar aquellas barreras que impiden a las personas con algún tipo de discapacidad poder desenvolverse de forma independiente.

Los participantes tienen desde el 20 de enero hasta el 16 de marzo para realizar esta labor en coordinación con sus respectivos centros educativos.

Los trabajos que realicen con el estudio de sus entornos más cercanos, pueblos y ciudades se sumarán al del resto de colegios para elaborar un gran mapa de la accesibilidad del estado.

En esta ocasión, el número total de alumnos inscritos a nivel nacional se aproxima a los 295.000 escolares, procedentes de cerca de 2.500 centros educativos, que serán apoyados por más de 12.400 profesores.

En la 28 edición del concurso escolar, la ONCE y su fundación han apostado por un impulso al ámbito digital, propiciando que un 28% de los centros escolares -un 14% del alumnado total- haya decidido participar online. Esto supone un mayor acercamiento del concurso a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación, cada vez más presentes en los colegios.

La nueva edición del concurso -que tradicionalmente es el que más escolares moviliza en España-, hará que los más pequeños se pongan en la piel de las personas con discapacidad, entendiendo sus problemas diarios de movilidad, y descubran los problemas con los que se encuentran para, a partir de ahí, proponer soluciones para superarlos. Los alumnos se convierten en agentes de cambio de su entorno, ya que se implicarán en el análisis y en la propuesta de mejoras de aquellos lugares que presenten algún tipo de barrera para la accesibilidad.

Con ello, la ONCE y su fundación quieren generar una corriente de solidaridad hacia la consecución de ciudades sin barreras, impulsando la participación activa de los escolares en los cambios sociales referentes a la accesibilidad. Con todas las investigaciones de los niños, tanto en la detección de los puntos más problemáticos como en las soluciones, se realizará un gran mapa de la accesibilidad. De esa manera, se resumirá de un solo vistazo los puntos en los que la accesibilidad debe mejorar.

  • 1