Local

Los españoles prefieren la sanidad pública pero critican las listas de espera

Los españoles aprueban a la sanidad pública. Siete de cada 10 ciudadanos opina que funciona bien o bastante bien y confía en el trabajo que realiza el personal sanitario, según el Barómetro Sanitario 2008, publicado ayer por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

el 16 sep 2009 / 01:04 h.

TAGS:

Los españoles aprueban a la sanidad pública. Siete de cada 10 ciudadanos opina que funciona bien o bastante bien y confía en el trabajo que realiza el personal sanitario, según el Barómetro Sanitario 2008, publicado ayer por el Ministerio de Sanidad y Consumo.

Sin embargo, la población tiene una opinión negativa sobre la demora en determinados servicios, y el 34,1% cree que las autoridades no están tomando medidas para mejorar las tan criticadas listas de espera y el 50,2% de los encuestados opina que la situación de las listas de espera no ha cambiado en comparación con años anteriores.

Además, el 33,4% de los ciudadanos piensa que no se prestan los mismos servicios sanitarios en todas las comunidades autónomas, en tanto que el 43,3% opina lo contrario, según informó ayer martes el Ministerio de Sanidad y Consumo en un comunicado de prensa.

Por ello, el 86,2% de los españoles reclama que las comunidades autónomas se pongan de acuerdo al ofrecer nuevos servicios sanitarios.

Los ciudadanos se decantan en general por la sanidad pública frente a la sanidad privada y otorgan a aquella una puntuación media de 6,3 puntos frente a 5,9 del año 2000.

El barómetro, elaborado anualmente en colaboración con el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) en toda España, indica que la preferencia por la sanidad pública es mayor en el caso de la atención primaria (62,9% frente al 31%) y en las urgencias (60,7% frente al 31,2%).

El estudio analiza la atención primaria pública, la especializada ambulatoria, la hospitalización y las urgencias.

Buenos equipamientos. En general, el personal sanitario y los equipamientos reciben notas de entre 6 y 7 puntos, según los casos, y la calificación cae al aprobado o llega al suspenso en el caso de los tiempos de espera. Preguntados los ciudadanos por los motivos para ir a urgencias, el 41,8% argumenta la no coincidencia con el horario del médico de familia y el 35,3% aduce la existencia de más medios en los hospitales.

El 75,2% de los que utilizaron este servicio de urgencias señaló que fueron atendidos muy bien o bien y el 64,2% respondió que la atención se prestó con mucha o bastante rapidez en la última urgencia.

Casi nueve de cada 10 de los encuestados por el CIS creen que los médicos y los profesionales de enfermería realizan adecuadamente su labor.

Además, el 90,4% afirma que ni ellos ni sus familiares han apreciado ningún tipo de error en la asistencia sanitaria.

El Ministerio de Sanidad y Consumo deduce que el sistema sanitario público es "equitativo" en el acceso a las prestaciones ya que los ciudadanos piensan mayoritariamente que todos reciben los mismos servicios sean hombres o mujeres (88,6% de los encuestados), anciano o joven (73,3%), cualquiera que sea su nivel social (70,6% y nacionalidad (65,2%).

No obstante, un 45,4% cree que hay desigualdad de servicios entre zonas urbanas y rurales, aunque el 43,5% no lo piensa así.

Por otra parte, uno de cada 10 encuestados reconoce haber necesitado acudir a un centro sanitario público estando fuera de su autonomía, el 52,1% en atención primaria y casi el 37% en las urgencias, donde, según la encuesta, reconocen que han sido bien atendidos por los profesionales sanitarios.

  • 1