Local

Los españoles se distancian de los políticos y dudan de sus intereses

Sólo el Ejército y la monarquía merecen la confianza ciudadana, según el CIS.

el 09 dic 2010 / 21:02 h.

TAGS:

Una vista del Congreso durante el pleno extraordinario de ayer por la crisis aérea.

Los españoles sufren una crisis de confianza en las instituciones democráticas y un distanciamiento de la clase política. Ésta es la principal conclusión del Barómetro de Opinión del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS ) correspondiente al mes de noviembre y hecho público ayer: casi el 40% de los españoles se declara "poco o nada satisfecho" con la Constitución y casi la mitad asegura lo mismo cuando se le pregunta sobre el funcionamiento de la democracia.

Esta encuesta, en la que se evalúa la visión de los ciudadanos sobre la Carta Magna y distintas instituciones del Estado, se basa en 2.469 entrevistas personales y domiciliarias realizadas en 238 municipios de 50 provincias realizadas entre el 3 y el 11 de noviembre, y tiene un margen de error de más/menos 2%.

El CIS pone de manifiesto el distanciamiento entre la ciudadanía y la política. Las Fuerzas Armadas se mantienen en primer lugar en el índice de confianza de los españoles respecto a sus instituciones, un ranking que sitúa en la cola a los políticos porque, pese a reconocer su papel fundamental en democracia, se les reprocha buscar su interés personal y dividir a los ciudadanos.

La última vez que el CIS preguntó por la confianza en las diversas instituciones fue en noviembre de 2008, y en aquella ocasión, el Ejército se situaba en primer lugar seguido de la Monarquía. Una situación que se reproduce en la actualidad y que ofrece la siguiente lista con puntuación media entre 0 y 10: Fuerzas Armadas (5,71), Monarquía (5,36), Defensor del Pueblo (4,64), medios de comunicación (4,58), Gobiernos autonómicos (4,41), Parlamentos autonómicos (4,35), Tribunal Constitucional (4,32), Poder Judicial (4,13), Parlamento nacional (4,01), Iglesia católica (3,68), Gobierno central (3,52) y partidos políticos (2,88).

Una explicación podría erradicar en que el 76% siente que los políticos no se preocupen mucho de los que piensan los ciudadanos y el 74,6 cree que esté quien esté en el poder siempre buscará sus intereses personales. Además, el 73,3% lamenta que se critiquen y el 55,1 les reprocha que dividan a los españoles.

Es la misma percepción que muestra el Barómetro Global de la Corrupción 2010, publicado ayer por la ONG Transparencia Internacional, y es que los ciudadanos españoles perciben un alto grado de corrupción en los partidos políticos, que resulta el sector peor valorado.

También es significativo que el 31,6% considere que los bancos sean quienes más poder tienen en España, mientras que el 26,4 coloca en cabeza al Gobierno. O que el 47% confiese que le satisface "poco o nada" el funcionamiento de la democracia, frente a la mitad de los españoles que está "muy o bastante satisfecho".

Además los encuestados reclaman un cambio en la Carta Magna aunque no tienen reparos en reconocer el escaso conocimiento que tenemos los españoles de nuestra ley fundamental, ya que siete de cada diez cree que la conocemos "muy poco" o "casi nada" y el 22% considera que sólo se sabe de su contenido "por encima". Cuando se les interroga sobre su propio conocimiento tan sólo el 12% dice conocerla "bien".

Aunque tres de cada cuatro entrevistados consideran que la forma en la que se hizo la Transición es un motivo de "orgullo" para los españoles, 32 años después de la aprobación de la Constitución un 39% se confiesa "poco" o "nada" satisfecho con la Carta Magna, frente al 45,8 que está "muy o bastante" satisfecho.

Respecto a la necesidad de modificarla, cerca del 25% no es partidario de tocarla, pero hay un 54% que quiere hacer cambios, principalmente para reformar la Justicia (9,7%), el sistema autonómico (7%), para "adaptarse a los tiempos" (5,3%) y para garan-tizar los derechos sociales (5,2%). La reforma relativa a la sucesión de la Corona, que en algún momento se ha barajado con el fin de garantizar la igualdad al acceso a la Jefatura del Estado, es reclamada por el 4,7%, mientras que un 3,4% quiere la república.
También el CIS arroja una ligera mejoría de la percepción sobre la situación económica.

  • 1