Local

Los españoles son ecologistas, pero no en su estilo de vida

Casi el 90% de los españoles están dispuestos a modificar sus hábitos de consumo y su estilo de vida para adaptarse al cambio climático según el Barómetro del C.I.S.

el 14 sep 2009 / 22:02 h.

TAGS:

Casi el 90% de los españoles están dispuestos a modificar sus hábitos de consumo y su estilo de vida para adaptarse al cambio climático según el Barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

Sin embargo el 4,9% de los españoles no se plantea cambiar esos hábitos para adaptarse al calentamiento global, aunque sólo el 2,7% asevera con rotundidad que no está dispuesto a modificar su estilo de vida por la causa.

El 95% de los encuestados confiesan que han oído hablar del calentamiento del planeta y del cambio climático. El 47,6% de ellos expresan con rotundidad su disposición a cambiar los hábitos de consumo y el estilo de vida para adaptarse a ese proceso y el 40% manifiestan que "probablemente" lo harán.

Son algunos de los datos que pone de manifiesto el último Barómetro del CIS, que incluye numerosas preguntas que revelan la opinión de los españoles ante materias como el medio ambiente o las diferentes fuentes energéticas.

colaborar. El muestreo refleja que más de la mitad de los encuestados (51%) considera que lo que una persona haga de forma individual no tiene impacto si el resto de los ciudadanos no hacen lo mismo y un 63% opina que su esfuerzo personal no sirve si empresas e industrias no hacen más para proteger el medio ambiente. Además, el 31% de los consultados asegura tener cosas más importantes en las que pensar y casi un 10% considera que el medio ambiente no peligra.

El 75,2% de las personas consultadas asegura que ha seguido con mucho o bastante interés los problemas del medio ambiente. La mayoría de los encuestados (el 63,6%) considera que la calidad de vida mejoraría en España si se hiciera menos gasto en electricidad, gas o gasolina.

En la encuesta, al ser preguntados por los principales problemas del país, los primeros puestos los ocupan cuestiones como el paro, las drogas, la inseguridad ciudadana, el terrorismo o las infraestructuras. La preocupación por el medio ambiente aparece en el puesto 23 de esa lista.

  • 1