jueves, 14 febrero 2019
08:50
, última actualización
Local

Los estudiantes de la Universidad de Sevilla pierden 14 millones de euros en becas en dos años

El rector Antonio Ramírez de Arellano denuncia que las becas ya no son un derecho como consecuencia de los recortes del ministerio.

el 10 nov 2014 / 12:24 h.

TAGS:

claustro-universidad-sevill Los estudiantes de la Universidad de Sevilla han dejado de percibir 14 millones de euros en becas del Ministerio de Educación en los últimos dos años. Los recortes aplicados por el ministro Wert han conseguido que las becas “ya no sean un derecho”. Así lo ha denunciado el rector de la Universidad de Sevilla, Antonio Ramírez de Arellano, durante la defensa de su informe de Gobierno ante el claustro de la universidad que se celebra en la Facultad de Derecho. Además de estos datos de becas que evidencian, según el rector, la ruptura de la igualdad de oportunidades, Ramírez de Arellano ha llamado la atención sobre los elevados precios del crédito de los másteres, que en muchos casos triplican el precio de los grados. En el informe de gobierno la Universidad de Sevilla ha hecho balance sobre el funcionamiento del pago fraccionado de la matrícula en cinco plazos que en el caso de Sevilla ha sido una opción a la que se han podido acoger todos los estudiantes., “El éxito ha sido absoluto", ha sostenido el rector ya que a ese fraccionamiento en cinco plazos se han acogido 27.000 estudiantes. 23.000 han pagado la matrícula de una sola vez. Cerrando el apartado relacionado con los estudiantes Ramírez de Arellano ha recordado “que la acreditación del nivel de idioma (B1) es una obligación desde primer curso". “La acreditación del B1 no es una asignatura más, los estudiantes tienen que venir con ese nivel acreditado”, ha ahondado el rector en alusión a las protestas de los estudiantes que reclaman un B1 gratuito. Sobre el profesorado la Universidad de Sevilla ha perdido 400 profesores por jubilaciones y plazas de asociados y casualmente, cuenta con 402 profesores acreditados para promocionar pero a los que se les impide seguir su carrera como consecuencia de la tasa de reposición insignificante del 10%. Pero sin duda el asunto que más debate ha suscitado en el claustro es el relacionado con la evaluación del profesorado. La Universidad de Sevilla va a implantar este curso un sistema propio para controlar “íntegramente” el proceso de evaluación por encuestas de tal forma que ya no las pasaran alumnos becados. A partir de ahora será el profesor con la ayuda del delegado de clase el que controle todo el proceso. El rector consciente del “desconcierto” que ha generado este asunto, ha pedido a la comunidad universitaria tomar conciencia de la importancia que tiene contar cuanto antes con un sistema propio. “Debemos abordar la modificación de nuestro estatuto con celeridad”.  

  • 1