sábado, 15 diciembre 2018
23:17
, última actualización
Local

Los estudiantes pararán las clases mañana para protestar por el cambio de evaluación

Exigen que se mantenga la obligatoriedad del aprobado por curso, que en la práctica significa contar con una alternativa para no jugárselo todo al examen final.

el 09 dic 2014 / 15:22 h.

TAGS:

Estudiantes preparando los exámenes de selectividad en una biblioteca pública. (A. J. Gómez) Estudiantes preparando los exámenes de selectividad en una biblioteca pública. (A. J. Gómez) Los estudiantes de la Universidad de Sevilla (en torno a 60.000) están llamados a parar las clases mañana jueves de 8.00 a 15.00 horas para protestar por el cambio que lleva la Comisión de Proyectos Normativos al Claustro y que supondrá la eliminación de la obligatoriedad de garantizar el aprobado por curso. El parón, que ha sido autorizado por la Secretaria General de la Universidad, coincidirá con una asamblea en la Facultad de Geografía e Historia. Habrá además concentración en la Facultad de Derecho, donde se celebra el Claustro. El actual sistema de evaluación que se recoge en el Reglamento de Actividades Docente obliga al profesor a fijar un sistema alternativo de evaluación (en la mayoría de los casos parciales, aunque también pueden ser trabajos o exposiciones orales, por ejemplo) al examen final con el objeto de que el estudiante tenga más posibilidades de aprobar la materia. La propuesta que la Comisión de Proyectos Normativos eleva al Claustro el próximo jueves (y que es fruto de una petición previa avalada por más de 90 claustrales) pasa por eliminar esa obligatoriedad de evaluación alternativa y fijar un sistema de evaluación que valga al menos un 30 por ciento de la nota final para evitar que el alumno se lo juegue todo al examen final. El actual sistema doble de evaluación trae de cabeza a centros como Ingenieros y en asignaturas muy concretas, la mayoría cuatrimestrales. La propuesta de la Comisión quiere evitar los llamados parcialitos en estas asignaturas y establecer que un 30 por ciento de la nota se consiga de otra forma que no sea el examen final. El órgano de representación de los estudiantes, el Cadus, rechazó de manera unánime este cambio, presentó una enmienda al Claustro, que será debatida y votada en el mismo, y tiene una idea clara: "Lo primero es parar esta reforma", señala Álvaro Rodríguez, portavoz del Cadus, a este periódico. "Tenemos que tener una alternativa al examen final. Lo que propone además la Comisión del 30 por ciento es ambiguo. No nos convence". El Rectorado, por su parte, insiste en que "el Claustro es el que decide en este caso. No hay postura oficial". La Comisión de Proyectos Normativos, recuerda, aprobó esta modificación en el modo de evaluar a los estudiantes con los votos de los representantes estudiantiles. Los claustrales deberán debatir y votar dos enmiendas relacionadas con el cambio en el modelo de evaluación del alumnado. Una de ellas la han presentado los alumnos y pide que se mantenga el actual sistema. La segunda plantea justamente lo contrario: que no haya ninguna obligatoriedad ni sistema intermedio con un peso específico. La votación de las enmiendas será el 15 de diciembre y el 19, la del proyecto de la Comisión de Proyectos Normativos. Antes de las vacaciones de Navidad estará aprobada la reforma de los estatutos de la Universidad de Sevilla que, antes de entrar en vigor debe contar con el visto bueno de la Junta de Andalucía.

  • 1