Local

Los ex mineros de Boliden se encierran otra vez en la Catedral

La paciencia de los ex mineros de Boliden ha llegado a su fin. Cansados de lo que califican como falsas promesas y cuando ayer cumplían 109 días de acampada junto al Parlamento andaluz, unos 50 de estos trabajadores, decidieron reeditar una protesta que ya surtió efecto hace dos años para retomar las negociaciones: encerrarse en la Catedral de Sevilla.

el 16 sep 2009 / 04:09 h.

TAGS:

La paciencia de los ex mineros de Boliden ha llegado a su fin. Cansados de lo que califican como falsas promesas y cuando ayer cumplían 109 días de acampada junto al Parlamento andaluz, unos 50 de estos trabajadores, decidieron reeditar una protesta que ya surtió efecto hace dos años para retomar las negociaciones: encerrarse en la Catedral de Sevilla. "Nos vamos a quedar aquí hasta que se solucione el conflicto o nos saquen muertos", avisó el portavoz de la plantilla, Juan José Fernández, cuando ya se encontraban en el interior del templo.

La mañana del Corpus en Sevilla no fue tan agradable para los 73 ex mineros de Boliden que desde hace seis meses se encuentran en paro y con un futuro poco prometedor. Alrededor de las diez de la mañana, y tras reunirse en asamblea, los trabajadores decidieron encerrase en la Catedral como forma de protesta contra la que consideran "promesas incumplidas de la Junta".

El último compromiso de la administración autonómica se produjo, según el representante de los ex mineros, el pasado mes de marzo, cuando el entonces presidente de la Junta, Manuel Chaves, les prometió en una reunión reubicar a buena parte de ellos entre la empresa pública Egmasa y Cobres Las Cruces, algo que "aún no se ha cumplido."

Ésta es la tercera vez que los ex mineros Boliden se encierran en la Catedral desde que se enconara el conflicto. Sin embargo, en esta ocasión el portavoz de los mineros afirma que van a llegar hasta el final porque "están cansados". De hecho, anunció que en los próximos días "comenzarán una huelga de hambre" todos los mineros que duerman en la Catedral. "Los campamentos levantados en el teatro del Duque y junto al Parlamento seguirán en pie, por lo que tendremos tres frentes abiertos", afirma Juan José Fernández. La decisión de encerrarse en la Catedral comenzó a tomar forma tras el última encuentro mantenido con la Junta de Andalucía, que tuvo lugar el pasado 9 de junio con el delegado provincial de Empleo, Antonio Rivas. En este encuentro, los ex trabajadores de la mina denuncian que no les dieron ni soluciones ni vías alternativas.

El origen del conflicto se remonta al cierre de la mina de Boliden, en 2002, tras una catástrofe ecológica sin precedentes en España. Este cierre ocasionó el despido de algunos de ellos que posteriormente fueron recolocados en Egmasa, para realizar labores de restauración y limpieza tras el vertido de la mina de Aznalcóllar. Una vez cumplidos sus contratos, hubo una nueva negociación para su recolocación, que finalmente no llegó a buen puerto y con los ex mineros sin trabajo.

  • 1