martes, 19 febrero 2019
19:26
, última actualización
Local

Los ex presos cubanos llegados a España podrán solicitar asilo político y no permanecer como inmigrantes

el 15 jul 2010 / 15:56 h.

TAGS:

Algunos de los disidentes cubanos llegados a España en una rueda de prensa celebrada hoy en Madrid

Los ex presos políticos cubanos que han llegado a España esta  semana podrán solicitar, si así lo desean, el estatus de asilados  políticos en lugar del de inmigrantes con protección subsidiaria que  les ha concedido el Gobierno español en el marco del acuerdo que ha  permitido su viaje a nuestro país tras ser liberados por el régimen  de Raúl Castro, según explicaron este jueves en rueda de prensa en  Madrid.

Según indicó José Luis García Paneque, ayer por la tarde les  visitó en el hostal de Vallecas en el que están alojados un  funcionario del Ministerio del Interior para explicarles esta  posibilidad y esta misma mañana tres de los nueve ex presos políticos  que han llegado a España se desplazaron al departamento que dirige  Alfredo Pérez Rubalcaba para "realizar los trámites".

"Podemos hacer una solicitud de estatus internacional de  refugiado", explicó García Paneque, precisando que para ello deberán  "presentar la documentación que corresponda y esperar una decisión al  respecto". Se trata, insistió, de "una decisión personal". Según este  periodista, por el momento han iniciado estos trámites Pablo Pacheco  Avila, Antonio Villareal y Omar Moisés Ruiz.

Por su parte, Julio César Gálvez incidió en que todos ellos se  encuentran en una situación de "limbo jurídico" y desconocen en qué  consiste exactamente la "protección subsidiaria" que les  ofrece el  Gobierno español. En opinión de García Paneque, aunque "no hemos sido  aceptados como refugiados políticos tampoco hemos sido rechazados".

Según se ha explicado desde el Ministerio de Asuntos Exteriores y  de Cooperación, el hecho de que los ex presos de la Primavera Negra  que lleguen a España no sean asilados políticos les permitirá poder  volver a su país, algo que no sería posible si se acogieran a esta  opción. Sin embargo, los disidentes denuncian que para poder regresar  a Cuba deberán pedir permiso a las autoridades de la isla.

Rechazan pedir permiso para volver

"Pedir permiso para entrar en mi casa es una falta de respeto",  subrayó Omar Rodríguez, puesto que, "Cuba es la casa de los cubanos".  Por ello, tanto él como sus compañeros coincidieron en que se les ha  deportado a España y que si regresan a Cuba existe la posibilidad de  que vuelvan a ser encarcelados. "No nos han entregado ningún documento que nos diga que somos  libres", explicó Lester González Pentón durante la rueda de prensa  celebrada este mediodía en la Asociación de la Prensa de Madrid."La  sanción no ha sido conmutada, ni anulada, sigue vigente", alertó a  este respecto García Paneque.

La pena por la que todos ellos fueron condenados tras ser  detenidos en la ola represiva de marzo de 2003, la llamada Primavera  Negra, "está pendiente" por lo que "si varía la política del Gobierno  pueden regresarnos a prisión" en caso de estar en territorio cubano.  Por ello, destacó, aquellos de los 52 presos que el régimen ha  accedido a liberar que no acepten venir a España tendrán "una espada  de Damocles sobre sus cabezas".

Críticas a su situación

Por otra parte, aprovecharon este acto organizado por Reporteros  Sin Fronteras --siete de los nueve ex presos llegados son  periodistas-- para criticar las condiciones en que han sido acogidos  en España y la falta de información sobre cuál será su futuro. El más  crítico fue Normando Hernández  González, quien denunció la "falta de  privacidad" que tienen en el hostal donde están alojados y en el que  deben compartir habitaciones. En su caso concreto, explicó que le han dicho que le trasladarán a  un centro de acogida en Cullera (Valencia) donde habrá "las mismas  condiciones que ahora". "Si el Gobierno de Zapatero se ha  comprometido a acogernos que nos dé el estatus y las condiciones que  merecemos", defendió, subrayando que todos ellos no son "ladrones"  sino defensores de los Derechos Humanos y la democracia. Hernández González lamentó que no les hayan consultado sus  preferencias, que en su caso pasan por poder viajar a Estados Unidos,  donde reside su madre desde hace años.

Por ello, pidió al Gobierno  español y al estadounidense que "tengan en cuenta" esta circunstancia  y su deseo de que, además de su mujer y su hija, también puedan  viajar con él allí llegado el caso el tío y los dos primos que le han  acompañado a España. No obstante, quiso dejar claro que no quiere  "hacer un desaire" a España.

En la misma línea se pronunció Ricardo González, quien dijo que le  han ofrecido trasladarle a Málaga a un centro de acogida en el que  hay "40 personas de otras culturas, la mayoría refugiados de Africa".  Según el que fuera corresponsal de RSF en Cuba, tampoco les han dado  "detalles" de la ayuda económica que van a recibir.

Permanecer juntos

Así las cosas, Julio César Gálvez pidió que se les permita  permanecer a todos juntos mientras se encuentren en España.  "Particularmente me gustaría que el tiempo que fuéramos a permanecer  en España estuviéramos juntos en Madrid u otro punto para  intercambiar opiniones y estrechar relaciones". Sin embargo, lamentó,  parece que "no depende de mi decisión ni de mi opinión" lo que  ocurra.

En otro orden de cosas, y como ya hicieran a su llegada, los seis  ex presos presentes en la rueda de prensa de hoy consideraron que su  liberación es resultado de la muerte del preso Orlando Zapata Tamayode la huelga de hambre del periodista independiente Guillermo  Fariñas, de la movilización de las Damas de Blanco en la isla y del  exilio en el extranjero, y en último término del "apoyo incondicional  de pueblos y gobiernos de todo el mundo, ONG y grupos de defensa de  los Derechos Humanos".

En cuanto al papel del Gobierno español, y más en concreto del  ministro de Exteriores, Miguel Angel Moratinos, Ricardo González  consideró que sería "injusto que se le diera el beneficio (de su  liberación) a un sólo sector", mientras que en opinión de Omar  Rodríguez la insistencia del jefe de la Diplomacia española en que la  UE levante la Posición Común "es algo inaceptable". "No se puede confundir la liberación con la mejora de los Derechos  Humanos" en la isla, subrayó.

No obstante, reconoció que la salida de  prisión de todos ellos "puede servir para iniciar un proceso de  diálogo entre la UE y Cuba" en el que, según él, debe participar  también la oposición cubana. En su opinión, la decisión del régimen de liberarles ahora obedece  al hecho de que en septiembre la UE revisará su política hacia la  isla, por lo que alertó a la opinión pública internacional de que  debe contemplarse este gesto como una "máscara". "Es un paso  importante" pero no el último, ya que "el fin del camino es la  democracia en Cuba", remachó.

  • 1