Local

Los exagentes escoltas han tenido una semana extra de vacaciones al no tener destino

El sindicato policial denuncia que los 43 agentes deben acudir el viernes a su nueva unidad, pero ni tienen todavía uniformes ni saben a qué grupo irán.

el 03 sep 2012 / 21:15 h.

Los exagentes de la unidad de escoltan serán trasladados a otra unidad.

Los 43 policías locales que han dejado de prestar servicio en la unidad de escoltas han tenido una semana de vacaciones extraordinarias a costa de las arcas municipales, según denunció ayer el portavoz en Sevilla del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme), Luis Val, ya que algunos "estuvieron de vacaciones el pasado julio y ahora les han dado una semana más".

El pasado 27 de agosto, el alcalde, Juan Ignacio Zoido, anunció la reducción en un 70% del números de escoltas que prestan servicio a los concejales del Ayuntamiento de Sevilla, que han pasado de 61 efectivos a 18. Según Val, esta decisión se ha hecho "de la noche a la mañana porque no ha tenido planificación". Así, el sindicato denunció ayer que como los policías que han dejado de prestar este servicio no tenían otra unidad asignada "los han mandado de vacaciones". Además, el portavoz explicó que ayer mantuvieron una reunión con el concejal de Seguridad, Demetrio Cabello, quien les comunicó que el próximo viernes deben incorporarse a sus nuevos puestos. "Pero estos agentes no saben a qué unidad deben acudir a trabajar y los mandos de las unidades tampoco saben los nuevos efectivos que van a tener, por lo que no es posible organizar los turnos ni el espacio en las dependencias policiales. Se ha hecho todo sin planificación alguna", criticó Luis Val.

Con esta reducción de la unidad de escoltas, que Val entiende "que haya que reducir o incluso eliminar" debido a la rebaja de la amenaza terrorista hacia los cargos públicos, el Ayuntamiento anunció que se ahorrarían 400.000 euros. "Pero con esta medida de mandar una semana extra de vacaciones a 43 compañeros echas las cuentas del sueldo medio por semana y es un dinero que se ha regalado".

La medida de ajuste anunciada por Zoido también fue calificada como "discriminatoria" por el portavoz policial ya que "no hay criterio alguno para saber por qué algunos compañeros han dejado de pertenecer a esta unidad y otros continúan". Además, los agentes que han salido de la unidad dejarán de cobrar alrededor de los 700 euros al mes que tenían de plus en esta unidad de escoltas, que además de realizar vigilancia directa también controla la seguridad de los capitulares sin la necesidad de estar junto a él continuamente.

  • 1