Local

Los expertos adelantan a 2013 la previsión de deshielo del Ártico

Los efectos del temido cambio climático podrían llegar antes de lo previsto. El Ártico podría quedarse sin glaciares durante los meses más calurosos de aquí a 2013, según los últimos estudios realizados con supercomputadores y que acaban de presentarse en un congreso científico en Estados Unidos.

el 14 sep 2009 / 21:26 h.

TAGS:

Los efectos del temido cambio climático podrían llegar antes de lo previsto. El Ártico podría quedarse sin glaciares durante los meses más calurosos de aquí a 2013, según los últimos estudios realizados con supercomputadores y que acaban de presentarse en un congreso científico en Estados Unidos.

Investigaciones anteriores, también basadas en modelos informáticos del clima terrestre, ya habían advertido de que los hielos del Polo Norte corrían un grave peligro a causa del cambio climático. Sin embargo, los últimos resultados son mucho más pesimistas al respecto. Informes anteriores hablaban de 2020 como fecha para la desaparición del hielo de esta zona de la tierra, pero ahora la previsión se adelanta al año 2013.

De acuerdo con el profesor Wieslaw Maslowski, una figura ampliamente reconocida en la climatología, las frías aguas del Ártico podrían perder sus glaciares en verano de aquí a tan solo cinco o seis años. Durante el pasado verano, los glaciares encogieron hasta cubrir poco más de cuatro millones de kilómetros cuadrados, la menor cifra conocida en los últimos tiempos.

Según Maslowski, los estudios anteriores habían menospreciado la velocidad a la que se están reduciendo los glaciares, e incluso su nueva y más alarmante investigación pecaría aún de conservadora, según su autor, por no haber incluido en el modelo el último y preocupante dato del último verano.

Alarmas.

La publicación de estos datos coincide con la entrega por parte del Grupo Intergubernamental de expertos en Cambio Climático de la ONU (IPCC), de las evidencias científicas del cambio climático a la comunidad internacional.

El informe refleja que once de los últimos doce años están entre los doce años más calurosos desde 1850 y que la temperatura media ha subido 0,74 grados en los últimos 100 años. Este documento de conclusiones, además, achaca precisamente al calentamiento global la disminución de la extensión del hielo en el Ártico, y precisa que desde 1978 dicha extensión en verano se ha reducido un 7,4% cada década.

Otras pruebas alarmantes son que desde 1900 las precipitaciones han aumentado en algunas partes del este de América del Norte y del Sur, en el norte de Europa y en Asia del norte y central, pero ha disminuido en el Sahel, el Mediterráneo, el sur de África, y en partes del sur de Asia.

  • 1