Local

Los extranjeros salvan el turismo pero el empleo sigue cayendo

Sólo en los meses de junio y julio la industria turística ha perdido 577 puestos de trabajo

el 23 ago 2011 / 18:53 h.

TAGS:


Agosto no es para estar en Sevilla pero, por suerte, los extranjeros no lo saben. Eso es al menos lo que dicen las cifras turísticas del mes de julio. Los turistas internacionales han aumentado en 11.500 personas con respecto a julio de 2010, por lo que han llegado a las 97.230 personas. Sus visitas han salvado las cifras del sector turístico del mes de julio. Porque si fuera por los españoles... de ellos no se vive.


Probablemente no es el mejor mes para las estadísticas de turistas nacionales, a sabiendas de que los informativos del mediodía de todas las televisiones bombardean los hogares patrios con las imágenes de los termómetros de Sevilla disparados. Y claro, sólo de pensar en ese asfalto despidiendo calor, cualquiera prefiere dejar la visita para otro momento. Así que la ciudad ha perdido 2.527 turistas españoles el mes pasado, quedando la cifra total en 86.823.


En definitiva, las calles han estado copadas por 184.054 personas en julio, un 5,1% más que en 2010. Las cifras están lejos de las de allá por abril y mayo, cuando la Feria y la Semana Santa, y los termómetros apaciguados, hacen que el número de turistas ronde los 250.000.


Las cifras de pernoctaciones, claro, sigue la senda de las visitas. Han aumentado algo más, un 5,7% hasta las 325.609, y los salvadores también siguen teniendo nacionalidad extranjera. Los guiris, que llevan camino de ser adorados por el sector, acumulan 20.000 pernoctaciones más que en julio de 2010, lo que hacen un total de 180.348, unas 35.000 más que los españoles, que se quedan en las 145.261, lo que supone un descenso de 2.000 con respecto al mismo mes del año anterior.


Pero hay cosas que no mejoran por mucho turista extranjero que venga y por muy anonadado que se quede con la Giralda y compañía: los datos de empleo. En julio hubo 317 trabajadores menos en el sector turístico que en el mes anterior. Sólo en junio y julio se han perdido 577 puestos de trabajo. Y si aún cabe un poco más de dramatismo en las cifras, sólo hay que compararlas con el mes de julio de 2010. Por entonces, 3.778 personas trabajaban en la industria turística en Sevilla; en julio de este año eran 3.292. La bajada es de 486 personas en uno de los sectores que más cifras de parados acumula en la ciudad. En otras palabras, se repite un mes más la paradoja de que hay más viajeros, pero menos personas que trabajen para ellos.


Y aún queda otro dato que se resiste a mejorar. Se trata de la estancia media de los turistas, 1,77 días en 2011, una mejora ínfima con respecto al 1,76 de 2010. Y no sólo eso, sino que además supone una bajada del 1,82 días que permanecieron los turistas el mes de junio. Entonces, la cuestión es: ¿se puede ver Sevilla entera en menos de dos días, en menos de 72 horas a las que hay que restar las horas sueño nocturno y las horas de calor en las que, aunque quieran, los visitantes no van a encontrar nada abierto? Pues ellos, al parecer, tienen bastante.

  • 1