Local

Los 'factory' no acusan los efectos de la crisis económica

En época de crisis, comprar con un descuento mínimo garantizado parece que resulta un estímulo para abrir las carteras y seguir consumiendo. En Sevilla, hay tres centros comerciales con filosofía outlet que ofrecen la ventaja de dar salida a productos descatalogados para llenar los armarios de los consumidores.

el 16 sep 2009 / 00:00 h.

TAGS:

En época de crisis, comprar con un descuento mínimo garantizado parece que resulta un estímulo para abrir las carteras y seguir consumiendo. En Sevilla, hay tres centros comerciales con filosofía outlet que ofrecen la ventaja de dar salida a productos descatalogados para llenar los armarios de los consumidores.

Se conoce como outlet al establecimiento especializado en la venta de artículos de marca, ya sean defectuosos -los que se denominan taras en las estanterías de estas tiendas- o sacados del catálogo más reciente del productor, es decir, que son de otras temporadas. De este modo, si al cliente le gusta y no le importa lucir una prenda que no es del catálogo del año o que presenta un pequeño defecto fácilmente subsanable con hilo y aguja, puede ahorrar una cuantía considerable. De hecho, las ventas en estos centros comerciales, conocidos como factory, están subiendo exponencialmente con respecto a las pérdidas del resto de negocios.

Éstos son, al menos, los datos que maneja la gerencia del Factory Aeropuerto, la primera cadena que abrió este tipo de comercio en España y que en Sevilla se consolidó pronto por la calidad de las marcas que se dan cita en él y la garantía de descuento.

Ignacio Lobatón, el gerente del Factory Aeropuerto, reconoce que a este tipo de empresas "les viene bien la crisis a corto plazo". En La Rinconada, donde se ubica, está aumentando la afluencia de público entre un 10% y un 15%, a la par que suben las ventas otro 10%. "Esta relación de números indica que la gente que viene, lo hace para comprar y, de hecho, hay días que antes de abrir, a las 11.00, ya hay 150 personas esperando en la puerta como si fueran las rebajas", apunta.

Lo que sí cambia con la crisis es la forma de comprar. "Los tramos de mayores ventas se dividen por quincenas: hay algunas que se vende más y otras que menos, pero siempre se compensa el resultado final por encima de la media de otros años", señala.

También se nota que la gente se decanta más en el mix comercial por las tiendas con un mayor descuento. "Pese a que el margen para rebajar lo rebajado es muy poco, algún descenso de los precios sí que hay", apunta. Según las cifras que manejan, el descenso de las ventas en el resto de centros comerciales se elevó al 20% en el último semestre del pasado año.

Las tiendas, dentro del factory, que más se ven afectadas por el parón son las de ticket medio alto que no son muy conocidas por los compradores porque no están implantadas en el resto del comercio.

En el Factory Aljarafe, en Bormujos, la cosa no pinta tan bien. Tienen clientes nuevos, pero que "vienen a comprar lo imprescindible", y los habituales "si antes se llevaban tres camisas, ahora se conforman con una". Incluso hay locales vacíos y muchas tiendas están optando por reducir la plantilla. "La palabra crisis asusta y las perspectivas apuntan a que la gente se va a gastar menos", subrayan fuentes de este centro comercial.

Esta tendencia de cambios de hábitos también la refrendan en La Rinconada: "El cliente fijo continúa viniendo, pero compra menos que el nuevo". Pese a ello, las cuentas generales de estos negocios hablan de crecimiento, pero "ralentizado".

Estrategias. Pero si la situación continúa yendo en descenso y entorpeciendo el verdadero motor de mejora, que es el consumo, ya habría que hablar realmente de crisis también en los outlet. En estos momentos a los fabricantes les interesa tener esta salida para su aprovechamiento en los factory, pero según los expertos, a partir de este mes pueden empezar a cerrar muchas tiendas y entonces los excedentes serán demasiados.

De momento, los tres factory de la provincia -en Dos Hermanas hay un tercero con unas 50 tiendas- van vadeando la crisis con las armas que tienen a su alcance. El Factory Aeropuerto, por ejemplo, estableció nuevas paradas en su autobús gratuito para cubrir y ampliar los puntos por los que pasa. En Bormujos, están proliferando, y con éxito, las tiendas con ropa a precio de saldo que están llenas se vaya a la hora que se vaya. Todo sea por retener al cliente para que siga comprando con el gancho del ahorro.

  • 1