Deportes

Los fantasmas han vuelto

Los errores defensivos han vuelto a sacar los colores al equipo y las miradas vuelven a poner su punto de mira en la dirección deportiva del club.

el 10 mar 2013 / 00:14 h.

Con cierta guasa se venía comentando toda la semana que el Mallorca no ganaba en casa desde la quinta jornada, la misma en la que el Sevilla ha logrado su única victoria fuera del Sánchez-Pizjuán. Era el día más propicio para que los de Emery rompieran esta sonrojante racha que lo tiene alejado de las plazas europeas y con merecimiento, pero los errores defensivos han vuelto a sacar los colores al equipo y las miradas vuelven a poner su punto de mira en la dirección deportiva del club.

La pésima temporada liguera del Sevilla ha estado tapada durante las últimas semanas por la Copa del Rey y por los buenos resultados en casa aunque con el Celta se pasaron ya ciertos apuros a pesar de la goleada. La semifinal logró levantar una cortina de humo que hizo olvidar durante un tiempo que esta plantilla no puede dar mucho más de sí pero que se agarró a la ilusión del torneo del KO para hacer una machada, aunque quedó claro que de donde no hay no se puede sacar mucho más. Es la dura realidad.

El nivel y la aptitud son fundamentales para poder competir con ciertas garantías en Primera División y ahora mismo hay un buen número de jugadores de la primera plantilla que no dan la talla para jugar en un equipo de estas aspiraciones. El efecto Emery se ha diluido como un azucarillo en la isla de Palma y parecía que Míchel continuaba todavía ayer en el banquillo de Nervión, para horror y desesperación de todos los sevillistas que creían estar convencidos de que ya no se podría jugar tan mal en los partidos que restan de temporada.

Y como en el fútbol puede pasar de todo, pues aquí están de nuevo los fantasmas después de otro horrible partido, y ya van unos cuantos, de la actual campaña. Muy pocos jugadores se salvan de la noche de ayer. Reyes salió del banquillo para aportar calidad, velocidad y desborde y lo primero que hizo fue perder dos balones que propiciaron dos peligrosas contra del Mallorca. A partir de ahí, nada más. Negredo necesita más compañía en la delantera pero Babá ha vuelto a dejar claro que no está capacitado y sus cuatro goles en el partidillo de esta semana fueron en una pachanga y no en un partido de Primera División. Son cosas bien distintas.

En twitter: @adelgadoroig

  • 1