viernes, 14 diciembre 2018
17:50
, última actualización
Local

Los forenses describen a Miguel como "egocéntico" y "mentiroso"

El joven, de inteligencia "baja", es "incapaz" de resolver problemas y ve en su hermano un padre.

el 22 nov 2011 / 10:51 h.

TAGS:

El autor confeso del crimen de Marta del Castillo es "egocéntrico" y "mentiroso", según los médicos forenses.

Miguel Carcaño es "egocéntrico" , "mentiroso" y su nivel de inteligencia es "normal-bajo". Así, describen los psicólogos al autor confeso del crimen de Marta del Castillo, que dejaron muy claro que el joven "no sufre ningún tipo de trastorno" y es perfectamente consciente de sus actos. Los tres forenses también describieron "el daño irreparable" que han sufrido los padre de Marta, Antonio del Castillo y Eva Casanueva, así como el resto de su familia.

"No padece ningún trastorno psicopatológico, ni de orientación, ni de la afectividad, ni de la inteligencia, ni de la psicomotricidad", contestó tajante la psicóloga Rosario Antequera, que colaboró en el informe psiquiátrico de Miguel, a las preguntas del fiscal. Ella lo describió como "una persona con inteligencia normal-baja, que le impiden prever y planificar el futuro, lo que hace que sólo haga planes para el presente y a medio y corto plazo". De hecho, destacó que Carcaño consideraba que "había alcanzado la culminación de todo" cuando con 20 años se veía con "un trabajo, un piso y una novia. No se planteaba ningún proyecto".

Miguel es un joven que "no tiene problemas para las relaciones sociales, aunque siempre las utilizaba para su beneficio propio". "Es egocéntrico. Primero está él y luego el resto de las personas", explicó el psiquiatra forense Julio Guija, quien se entrevistó en varias ocasiones con Carcaño junto con el director del Instituto de Medicina Legal (IML), Jesús Parejo. Los dos coincidieron en que el joven "no tenía una afectividad profunda con su madre" y que para él su padre era su hermano. "Es el único que le puso límites y normas", señalaron.

Por último, los tres médicos coincidieron en que el intento de suicidio de Miguel, en marzo de 2009 y tras relatar la versión de la doble violación, era en realidad "una llamada de atención". En contra de lo que afirmó la psicóloga de la prisión, que dijo que fue "creíble", ayer los forenses dijeron que la intención del joven "era que se fijaran en él porque le habían anunciado que dejaría el módulo en el que estaba para ir con los presos comunes y temía que le hicieran algo allí". Por último, los médicos le calificaron como un "mentiroso" y un "manipulador" porque en cada entrevista les daba datos distintos, incluso en el mismo encuentro. "Fue colaborador a su manera", dijeron.

Junto a los doctores, también intervino el responsable de Salud Mental del ambulatorio de Macarena Norte, Felipe Vallejo, ya que los tres han atendido a los padres de Marta y al resto de su familia durante este tiempo. El doctor calificó como "un daño irreparable" el dolor que el crimen le ha provocado a la familia. Una de las claves de este dolor, según explicó, es que los padres "no han elaborado el proceso de duelo" porque el cuerpo de su hija no ha aparecido y no ha podido ser enterrado. Además, señaló que en las sesiones que han realizado con ellos "siempre tienen presente dos preguntas, dónde está y que habrá pasado", un dolor que se acrecienta "por el sentimiento de yo no sé nada, pero otros si lo saben".

Los dos forenses añadieron que este dolor también se ha visto aumentado con cada versión de Carcaño y con cada nueva búsqueda. "Genera esperanza de poder encontrar el cuerpo, esperanza que se frustraba", explicó. A esto se une el que la familia vive "sometida a factores estresantes continuos, por la presión mediática o el propio juicio , que hacen que estén removiendo constantemente los hechos dramáticos".

Por otro lado, en la sesión de ayer el letrado de Javier Delgado, José Manuel Carrión, solicitó al tribunal la práctica de una docena de pruebas documentales para rebatir el testimonio del taxista que asegura que llevó de madrugada al piso de León XIII al hermano de Miguel. Una de ellas solicita al Ayuntamiento que aclare si en enero de 2009 ya había cambiado la ordenación viaria de León XIII y, con ello, los aparcamientos de la calle.

"Posiblemente las manchas sean de sangre"

En la jornada de ayer, declararon hasta cinco policías que participaron en los diferentes registros e inspecciones oculares en la vivienda de Miguel Carcaño. Uno de ellos explicó que en dos ocasiones pulverizaron la habitación del joven con luminol y benzidina, dos sustancias empleadas para localizar restos de sangre que no se ven a simple vista. Según los agentes, hubo varios puntos del cuarto donde el luminol reaccionó: sobre la mesa del ordenador, bajo una silla, en la colcha, en el colchón y en la pared junto a la cama. Aunque los informes de laboratorio no pudieron determinar que dicho restos fueran sangre, al tratarse de "muestras críticas", ayer uno de los agentes dijo que "probablemente" fuera sangre, pues "es el único fluido del cuerpo humano que reacciona con estas sustancias". Sin embargo, dijo que se trata de una prueba "de probabilidad y no de certeza". El Policía también destacó que "con un proceso de limpiado, el detergente que se utiliza puede deteriorar la muestra", aunque tampoco pudo determinar si la habitación fue o no limpiada tras el crimen.

Asimismo, ayer depusieron dos expertos en telecomunicaciones de la Policía , que explicaron el funcionamiento de la tecnología móvil y cómo se puede posicionar a una persona con su teléfono. Los agentes dieron una clave importante sobre las antenas repetidoras de Camas, ya que destacaron que las mismas "ofrecen una cobertura amplia, de más de dos kilómetros". Esta es la antena que posicionó a Carcaño en la localidad a la 1.37 horas del 25 de enero, cuando lo llama la madre de Marta. Sin embargo, pocos minutos antes un vecino asegura que vio al joven con una silla de ruedas en el portal de León XIII. Esto explicaría la incongruencia, ya que el joven pudo recibir la llamada de la madre de la joven cuando aún no había llegado a Camas. Los expertos también dijeron que es imposible posicionar a una persona si tiene el móvil apagado, y que si tras una franja horaria sin recibir llamadas, como ocurrió de madrugada con los acusados, se reciben muchos mensajes "puede ser que sea porque estaba apagado y entonces se enciende"

 

 


  • 1