Los empleados públicos volverán a cobrar íntegras sus pagas extra en 2015

La Junta se compromete a restituir el complemento autonómico de las nóminas y el principal sindicato de funcionarios, CSIF, exige que se recupere con carácter retroactivo desde 2012

el 12 jun 2014 / 13:01 h.

FUNCIONARIOS E INTERINOS OPOSITORES SE MANIFIESTAN POR EL CENTRO DE SEVILLALos 260.000 empleados públicos de la Junta de Andalucía recuperarán la totalidad de las pagas extraordinarias en 2015. Llevaban tres años sin cobrarlas (2012, 2013 y 2014), desde que el Gobierno central eliminó la parte estatal, y el Ejecutivo andaluz ejecutó la primera medida de ahorro en el gasto público, apoyándose mucho en los recortes de las nóminas de los funcionarios. Los empleados de los entes instrumentales adscritos a la Junta, que técnicamente no perciben pagas extra, también recuperarán esa parte equivalente que les fue detraída de su salario, y que corresponde a un 5% de media de sus sueldos (el mismo porcentaje que las extras de los funcionarios). La Junta acaba de revisar al alza las previsiones económicas para el año que viene, previendo un aumento del 0,3% pronosticado en los presupuestos autonómicos de este año al 1,4% del PIB, también un 0,2% por encima de lo previsto por el Ministerio de Economía. Esta visión de la economía, al margen de que Andalucía sigue padeciendo una tasa de desempleo del 34,9%, ha animado a la presidenta de la Junta, Susana Díaz, a dar instrucciones a la consejera de Hacienda para que en el presupuesto del próximo año, que se va a empezar a diseñar ahora, se incorpore el abono de la totalidad de las pagas extra para los funcionarios. La primera que cobrarán será la del verano de 2015, y posteriormente la de invierno. El cómputo total de gasto para devolver la extra a los empleados públicos oscila entre los 320 y los 350 millones de euros, avanzó ayer la titular de Hacienda, María Jesús Montero. Hace un mes, el Gobierno central anunció que cedería tres décimas del objetivo de déficit comprometido a Bruselas, algo que fue respondido duramente por el Ejecutivo andaluz, que demandó para sí ese margen de gasto. Con esas tres décimas, volvió a recordar Díaz en el Parlamento, Andalucía percibiría 450 millones de euros más, y anunció que con ese dinero se devolvería la paga extra a los funcionarios. Al final, el Gobierno de Mariano Rajoy desoyó la petición de Díaz, pero la presidenta ha decidido seguir adelante con la reposición. El anuncio de la presidenta se produjo durante la sesión de control en el Parlamento: «Los funcionarios y empleados públicos en Andalucía van a empezar a recuperar lo que la crisis les ha quitado», aseguró Díaz respondido a una pregunta del PP sobre la lucha contra el desempleo. Desde las filas de la oposición, Carlos Rojas agradeció que la presidenta «haya hecho caso a la propuesta» que su formación le había hecho, y aprovechó para pedirle que también «restituya» las 10.000 plazas en Sanidad y las 4.000 de Educación. Para ello, le replicó Díaz, lo que tiene que hacer el PP de Andalucía es «levantar la voz» y pedirle al Gobierno de Mariano Rajoy que «quite» la tasa de reposición del 10% para poder contratar «los empleados públicos que necesitamos en Andalucía» o «simplemente, que nos dé las tres décimas (del objetivo de déficit) que le ha regalado a Europa». El anuncio de la reposición de la parte autonómica de las pagas extras a los funcionarios el próximo año fue aplaudida por colectivos de funcionarios de la sanidad como Satse, mientras que el sindicato CSIF-A pidió a Díaz que devuelva las extras recortadas desde 2012, unas cantidades que pueden sumar unos 1.000 millones, dejando claro que el sindicato «no hará ninguna agradecimiento» por cobrar en 2015. El secretario de Acción Sindical de CSIF-A, Francisco Iglesias, valoró a Europa Press el hecho de que «por fin se va a cumplir con la ley, pues la Junta lleva casi tres años incumpliendo la actual legislación, que prevé que se abone la extra completa en junio y diciembre; por fin la Junta cumplirá con la ley», aunque lo consideró «insuficiente». Consideró que la Junta debe devolver la totalidad de las paga extra de 2012, 2013 y también pagar las de 2014. Por su parte, el Sindicato de Enfermería recuerda que los empleados públicos andaluces «son los más desfavorecidos con respecto al restos de los funcionarios del Estado pues son los que mayores recortes están sufriendo, muy especialmente el personal sanitario». Satse va a continuar reclamando la devolución de lo todo lo confiscado.  

  • 1