Los funcionarios de Lora del Río falsificaron más de 5.000 nóminas para lograr un millón de euros

Los dos trabajadores detenidos emplearon hasta 30 identidades durante los últimos 15 años e ingresaban los sueldos en distintas cuentas bancarias.

el 13 jul 2011 / 19:09 h.

Los funcionarios conocían los detalles del Consistorio y no levantaban sospechas.

No fueron ni una ni diez falsificaciones. Los dos funcionarios del Ayuntamiento de Lora del Río que fueron detenidos por la Guardia Civil el pasado marzo por presuntamente cobrar nóminas ficticias llegaron a falsificar 5.000 nóminas y para ello emplearon hasta 30 identidades falsas durante los últimos 15 años, según indicaron a Europa Press fuentes de la investigación. Con todo ello, los funcionarios lograron llevarse a lo largo de este tiempo más de un millón de euros procedentes directamente de las arcas municipales.

Dentro de la investigación desarrollada a lo largo de los últimos meses por los agentes del Equipo de Policía Judicial de la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla, se han detectado movimientos en más de 20 cuentas corrientes que estaban a nombre de los imputados, así como 1.100 transferencias fraudulentas, 5.000 nóminas falsificadas y 30 identidades ficticias. Según han precisado estas mismas fuentes, los dos funcionarios imputados llegaron a sustraer con su actividad más de un millón de euros.

Mientras tanto, los dos funcionarios del Ayuntamiento, identificados con las iniciales A.M.L.G. y M.P.C., están imputados por los presuntos delitos de malversación de fondos públicos, apropiación indebida y falsificación de documento público, pues habrían creado identidades falsas para ingresar nóminas ficticias en sus cuentas bancarias. Asimismo, y una vez se ha dado por finalizada la fase de investigación de lo ocurrido, no se descarta que los funcionarios puedan ser imputados además por fraude fiscal, un aspecto que se está analizando.

La investigación ha durado varios meses puesto que la Guardia Civil ha tenido que revisar una cantidad ingente de documentación, que se remonta al año 1996, cuando los dos funcionarios iniciaron estas actividades delictivas.

El alcalde de Lora del Río, Francisco Javier Reinoso (PSOE), ya realizó en marzo una comparecencia pública en la que informó de que fue el pasado 10 de marzo cuando interpuso una denuncia ante la Guardia Civil por las irregularidades detectadas en las transferencias del Departamento de Nóminas. Según detalló, se trataba de “una trama casi perfecta” en la que los dos trabajadores municipales “conocían todos los detalles para perpetrar estos hechos, ya que cuadraban las cuentas y no levantaban ninguna sospecha en el discurrir diario del Consistorio”. De hecho, aclaró que utilizaban todo tipo de argucias para no levantar sospechas y se basaban “en el conocimiento de las vacaciones de todo el personal y la elaboración de contratos ficticios, además de realizar transferencias bancarias a diferentes cuentas”. 

  • 1