domingo, 09 diciembre 2018
16:19
, última actualización
Deportes

Los gallegos sí deben pagar canon

Fuentes de la ACB aclaran que Ourense y Breogán deben restituir el fondo de ascensos y descensos que retiraron al bajar.

el 20 ene 2015 / 12:02 h.

Mientras Baloncesto Sevilla sigue hilando derrota tras derrota y continúa la parálisis a efectos de firmar refuerzos, con el dueño del club, Jeffrey Meythaler, en paradero desconocido, la esperanza de un cambio de tendencia cada vez se antoja más complicado, porque la propia situación de abandono por parte de Jefferson Capital Funding va corroyendo  la moral en todos los rincones de la entidad. Así, empiezan a establecerse planteamientos sobre escenarios en caso de que se consume el descenso deportivo, y las opciones de que, como ha sucedido en los últimos años, los candidatos a ocupar la plaza de los sevillanos en la Liga Endesa no tengan capacidad para cumplir con los exigentes requisitos económicos de la competición. Y aunque ha habido informaciones que apuntaban que ninguno de los dos equipos que actualmente lideran la Liga LEB Oro, Ourense Baloncesto y Breogán Lugo, deben hacer frente al canon de ascenso (establecido en 3,1 millones de euros), puesto que ya lo abonaron en su día, fuentes de la Liga ACB han aclarado a este periódico que sí tendrían que restituir el fondo de ascensos y descensos, cuya cantidad se eleva a cerca de 1,8 millones de euros. Los equipos ACB no pierden nunca el canon de entrada al bajar, es decir, no existe un número máximo de años en los que se le mantiene el derecho, e igualmente tienen la posibilidad de retirar una parte del mismo si así lo estiman oportuno para afrontar sus obligaciones en las temporadas en las que están fuera de la ACB. Es el caso de Ourense y Breogán, según confirmaron esas mismas fuentes de la ACB, que por la confidencialidad debida no desvelaron de cuánto dinero se trata. Sí aseguraron que se trata de cantidades distintas para estos dos clubes. Así, es fácil colegir que ambos tendrán que abonar más de 2 millones de euros para cumplir con los requisitos de la liga, además de avalar un prusupuesto mínimo de 3 millones de euros. En 2013, Lucentum Alicante, que en la temporada 2011-2012 descendió por motivos económicos, tuvo que hacer frente al pago del fondo de ascensos y descensos tras lograr plaza en las canchas para volver a la ACB. Con los equipos gallegos sería el mismo caso. El calendario de LEB Oro, con 15 equipos, contempla esta temporada 30 jornadas en la fase regular, y ya se han disputado 17 (no todos los clubes). El campeón de la fase regular asciende directamente a Liga Endesa, y los ocho equipos clasificados a continuación disputan un play off del que saldrá el segundo equipo  que gana derecho deportivo para subir. Entre el segundo y el noveno clasificado actuales, Breogán y Valladolid son los únicos que no tendrían que abonar el canon de entrada, pero sí restituir el fondo de ascensos y descensos. Y otra cuestión: los derechos que sobre la plaza ACB tiene una entidad con el pago del canon pueden ser vendidos. Así ocurrió, por ejemplo, con Fuenlabrada, que pagó 2,4 millones de euros al CB Huelva en su día. Aunque en otra categoría bien diferente, el nacimiento del Caja San Fernando también estuvo en la compra de los derechos del Dribling de Madrid en Primera B.

  • 1