Local

Los golpitas legitiman su autoridad con un decreto

La Junta Militar que ha tomado el poder en Mauritania ha decretado una ordenanza constitucional para legitimar su autoridad y gobernar provisionalmente el país, en medio de protestas nacionales e internacionales que piden la vuelta a la legitimidad.

el 15 sep 2009 / 09:48 h.

TAGS:

La Junta Militar que ha tomado el poder en Mauritania ha decretado una ordenanza constitucional para legitimar su autoridad y gobernar provisionalmente el país, en medio de protestas nacionales e internacionales que piden la vuelta a la legitimidad. Para remediar una situación inconstitucional provocada por el golpe de Estado contra el primer presidente elegido de manera democrática en Mauritania, Sidi Mohamed Uld Cheij Abdalahi, la Junta se ha autoproclamado Alto Consejo de Estado y ha decretado una ordenanza no incluida en la Constitución revisada y votada por referéndum en 2006.

La actual Carta Magna fue sometida a referéndum popular por los militares que en agosto de 2005 derrocaron al antiguo presidente, el coronel Muauia Uld Taya, que se hizo con la presidencia del país después de un golpe de Estado.

Según esta Constitución, toda revisión debe pasar por un referéndum popular o por un voto en el Parlamento, y cuando el presidente de Estado no puede ejercer sus funciones, es el Consejo Constitucional quien define las modalidades de las elecciones presidenciales.

Con el nuevo decreto, el Alto Consejo de Estado (ACE) se ha autoproclamado con el derecho de ejercer los poderes necesarios para la reorganización y la conducción de los asuntos del Estado durante el tiempo necesario hasta la organización de esos comicios.

Dicha ordenanza considera que la legitimidad constitucional está provisionalmente representada por el ACE, y particularmente por su presidente, el general Mohamed Uld Abdelaziz, que desde ahora preside el consejo de ministros y las otras instancias que la Constitución mauritana sitúa bajo la presidencia de la República.

  • 1