Local

Los Granadillos se manifiestan por su paso subterráneo

De un problema a otro, y de una protesta a otra. Tras la polémica por el transporte escolar, los vecinos de la urbanización Los Granadillos vuelven a las movilizaciones porque aseguran que el puente que les dará acceso a sus viviendas.

el 15 sep 2009 / 19:06 h.

TAGS:

De un problema a otro, y de una protesta a otra. Tras la polémica por el transporte escolar, los vecinos de la urbanización Los Granadillos vuelven a las movilizaciones porque aseguran que el puente que les dará acceso a sus viviendas, tras la puesta en servicio de la autovía, es fácilmente inundable.

Los afectados contaron ayer que para darles entrada y salida a la nueva carretera, la delegación provincial de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía les ha habilitado un paso subterráneo. Sin embargo, en palabras de una de las vecinas, Natalia Fatuarte, "están construyendo un túnel inferior que cada vez que llueve se puede inundar, pues está construido debajo del nivel del suelo, y todas las pendientes van a parar a allí, con sus correspondientes escorrentías fruto del desnivel con el que han construido este paso". Asimismo, otra de las problemáticas de los residentes de la urbanización la constituye el hecho de que "los circuitos de saneamiento construidos terminan en un olivar, también en pendiente".

Para intentar solucionar el conflicto, han enviado un escrito a la delegación provincial, solicitando la creación de una vía de servicio paralela a la autovía que llegue hasta la hacienda Mendienta, en el enlace ya creado de Don Rodrigo. Asimismo, han presentado otro documento al Ayuntamiento de Utrera, exponiéndole su situación, y explicándole que dicho paso inferior, "de 5,35 metros, se encuentra en una hondonada", habiéndose construido "sin tener en cuenta la existencia de nuestra urbanización -que lleva aquí más de 30 años-, así como la de otros cortijos en la zona, y sin pensar en la necesidad de que acceda al lugar la ruta escolar y la maquinaria agrícola que debe llegar a los campos". Por ello, le solicitan la realización de un informe técnico sobre las condiciones de accesibilidades y peligrosidad por riesgo de inundaciones, para que sea remitido a la Junta, y se le dé una solución a dicha situación.

No obstante, los vecinos opinan de manera distinta a la consejería y, en la jornada de ayer, tenían previsto paralizar las máquinas que se encuentran trabajando en la autovía, de cara a la inauguración del último tramo de la A-376 a mediados de diciembre. Sin embargo, tuvieron que conformarse con manifestarse junto a la carretera, ya que "la Guardia Civil nos ha dicho que necesitamos el permiso por escrito para poder realizar la protesta planteada", explicó Isabel Jiménez de los Galanes, una de las vecinas afectadas.

Y es que, según contó, "habíamos pedido el permiso correspondiente a la subdelegación del Gobierno, y nos llamaron por teléfono para autorizarlo pero, al ser oral y no sobre un documento, la empresa puede denunciarnos si paramos las obras". Por ello, el lunes volverán a Sevilla para reclamarlo por escrito, ya que plantean el paro de los trabajos el próximo viernes, día 7, así como el corte de la carretera de 15.00 a 17.00 horas, a partir del martes 9 de diciembre.

En la urbanización existen alrededor de 120 núcleos residenciales, de los que el 70% por primeras viviendas.

  • 1