martes, 18 diciembre 2018
20:48
, última actualización
Local

Los grandes ausentes de la noche de Oscar más sosa

el 27 feb 2012 / 15:55 h.

TAGS:

La noche del domingo era una de las más esperadas del año. La alfombra roja de los Oscar es el escaparate del glamour, aunque este año ha defraudado. La elegancia ha brillado por su ausencia, los grandes actores del cine hollywoodiense no han acudido a su gran cita y las anécdotas de la noche caerán en el olvido por ser una de las ediciones más sosas de la historia.

El teatro Kodak se viste de gala una vez al año para presentar la gala de los Premios Oscar. Existe tal expectación que nadie quiere perderse ni un sólo detalle. Esta edición ha fallado en la lista de sus asistentes, las grandes estrellas de Hollywood no han paseado por la alfombra roja y han optado por acudir a las fiestas posteriores.

El esperado desfile de la alfombra roja comenzaba y ninguna actriz de renombre hacía su aparición estelar. Las archiconocidas que no han faltado a su cita con el 'hombre de oro' y que siempre aportan el glamour y la elegancia a la gala comoCharlize Theron,Scarlett JohansonoJulianne Moorefaltaban a su gran cita y dejaban un gran vacío en lared carpet del Kodak Theatre.

Ni las jóvenes estrellas se asomaban en el photocall de la gran gala. Aquellas actrices que se están haciendo un gran hueco en el cine hollywoodiense decidían sonreir ante las cámaras en la posterior fiesta deVanity Fair. La distinción deZoe Saldana, la frescura deKate Hudsono el entusiasmo de la jovenLilly Collinsaparecieron en una fiesta que no fue la gala los Oscars.

Los hombres tampoco se salvaron. Losgentleman americanos, los actores más codiciados estaban desaparecidos y su ausencia no consiguió pasar desapercibida. Muchos optaban por pasar de largo en el photocall de lared carpet comoTom CruiseoRobert Downey Jr.y, en cambio, otros no lograron captar la suficiente atención por no estar nominados a un Oscar, como ha sido el caso del atractivo inglésColin Firth.

Hubo quienes ni siquiera aparecieron en la fiesta deVanity Fair, comoLeonardo Di CapriooHugh Jackman, y hubo quienes salieron de su rutina de rehabilitaciones varias para dar la cara ante las cámaras comoGerard ButleroMichael Douglas. También se ha especulado sobre la ausencia deJavier Bardem, marido dePenélope Cruz, o deCasper Smart, novio deJennifer López, quienes, al parecer, ejercieron de canguros mientras sus mujeres salían a divertirse.

Varios pueden haber sido los motivos para no aparecer en la gran gala de año. ¿Qué fue de los guapísimosHugh Jackman,Mathiew McConagheyoJames Franco? La pasada edición no se la perdieron, es más, fueron catalogados como los más elegantes, pero parece que este año no les apetecía ser los protagonistas ni el objetido de las cámaras.

LAS ANÉCDOTAS DE LA NOCHE

Momentos graciosos, embarazosos y de tensión tampoco han faltado en esta 84 edición de los Premios Oscar. Resbalones, exhibiciones, actos subidos de tono y comentarios fuera de lugar han causado más de una carcajada. La alfombra roja ha sido testigo de las fechorías más alocadas y de los errores más esperados.

La noche del domingo estuvo marcada por una de las acciones que más ha llamado la atención en la alfombra roja del Teatro Kodak.Sacha Baron Cohendesafió a la Academia de Hollywood e hizo caso omiso a sus advertencias en contra de asistir a la gala vestido como elGeneral Alardeen, el dictador que interpreta en su próxima película.

El actor y director acudió a la gala acompañado por dos atractivas jóvenes llevando en sus manos una urna que contenía unas falsas cenizas del difunto líder de Corea del Norte. El objetivo de este irreverente actor era "rendir homenaje" aKim Jong-ily esparció las cenizas por la glamourosa alfombra roja.

No faltó el 'momento exhibición' de la gala. Esta vez la protagonista en cuestión fueJennifer López, que tuvo la mala suerte de enseñar pezón, que ya tiene cuenta propia en Twitter. La cantante protagonizó además un cómico momento cuando salió, junto aCameron Díaz, a entregar una de las estatuillas de espaldas al público.

Si no teníamos suficiente con el número musical deEmma Stoneo el monólogo deChristopher Plummercon su recién estrenado Oscar, los Teleñecos se hacían con el protagonistmo en el escenario del Teatro Kodak. La cerdita Peggy junto a otros compañeros de fieltro interpretaron un número del famoso Cirque du Soleil, no sabemos cómo pero arrancaron aplausos.

Hablando de ausentes, hubo tantos que al entregar el premio al Mejor Guión Original, que fue paraWoody Allen, no hubo quién fuera a recogerlo. También muy triste fue el homenaje a los difuntos del cine, tanto como su puesta en escena, con errores de sonido y bastante floja.

Hubo también momentos desconcertantes, como la presentación deBilly CrystalsobreMeryl Streep: "O es una de las más grandes actrices de nuestro tiempo o es una zorra muy trabajadora" que consiguió dejar a los espectadores con la boca abierta, o la aparición deFerrellyGalifianiakisa, literalmente, bombo y platillo.

Además de insípida y triste, la 84 gala de los Premios Oscar fue un popurrí de intervenciones forzadas y de situaciones exasperantes que consiguieron aburrir al personal. Entendemos que muchos prefirieran irse a otras fiestas

  • 1