Deportes

"Los gritos de la afición no alteran mi estado de ánimo"

El presidente sevillista muestra su confianza en la plantilla en la cena de Navidad "pese a los malos resultados".

el 18 dic 2012 / 21:56 h.

 
El presidente del Sevilla FC, José María del Nido pidió anoche unidad “en estos momentos difíciles” a la plantilla en la cena de Navidad celebrada en Robles Aljarafe, donde jugadores y técnicos, con sus parejas, compartieron mesa y mantel con el consejo. Lo hizo con mucha tranquilidad, que es precisamente lo que quiso transmitir, posiblemente en uno de los momentos más convulsos en sus más de 10 años de mandato, según recoge el club en su web.

“Un año más nos reunimos en Robles para celebrar la tradicional cena de Navidad. Desgraciadamente no lo hacemos en un momento deportivo dulce, lo hacemos en un momento delicado. Pero os quiero transmitir que no es la primera vez, que esto ya nos ocurrió el 2 de octubre de 2005. Aquella tarde, recién llegado Juande Ramos al banquillo, hacía unas semanas que se había marchado Joaquín Caparrós de una manera exitosa, fijaros lo que era exitoso, haberse clasificado dos veces a Europa. Y la grada se volvió de forma desaforada contra el palco, porque el equipo no jugaba como quería y los puntos no eran los que querían… tuve que aguantar con estoicidad los improperios, los insultos…"

"Aquel año la primera vuelta la terminamos con 29 puntos. Os recuerdo que quedan tres jornadas y que tenemos 19 puntos. ¿Sabéis lo que ocurrió aquella temporada? Terminamos con 68 puntos, quintos, empataos con el cuarto y ganamos el primer título de competición europea en toda la historia del fútbol de Andalucía. Os digo esto para transmitiros la tranquilidad absoluta y completa que el presidente tiene. No se ha movido un ápice la confianza que tenía en ustedes, pese a los resultados obtenidos”, dijo.

Y añadió lo siguiente: “Cuando la prensa me preguntó después de esa crítica desaforada, le dije que los gritos de la afición no alteran mi estado de ánimo. Entonces se llevaban 58 años sin ganar absolutamente nada. Si entonces no lo alteraban, una vez disputadas ocho finales y haber ganado seis títulos, hoy, que llevamos dos años y seis meses sin ganar un título, tampoco”, enfatizo Del Nido.  

Dicho esto, transmitió la idea de que sigue y seguirá al pie del cañón con el equipo: “El derecho marítimo dice que cuando un barco va a la deriva, cuando zozobra, el último que abandona el barco es el capitán. Yo os digo que soy el capitán, que ni el barco va a zozobrar y que no existe posibilidad de naufragio, ni existe posibilidad, cero, que abandónela capitanía de la nave sevillista”.
 
El presidente Del Nido también quiso referirse a lo importante que es la unión de un grupo en momentos difíciles. Y para ello puso el ejemplo de los últimos de Filipinas, aquellos héroes que resistieron en la iglesia de Baler uno de los asedios más voraces que se han dado en la historia: “En Balén, en una iglesia, se encerraron 50 soldados españoles, 50, para que penséis en el numero que somos nosotros, y resistieron un asedio del ejercito de filipinas durante un año. Corría el año 1898… pasaron hambre, sed, estuvieron hacinados, muchos tomaron enfermedades  de las que no salieron… Pero sin embargo, la unión del grupo hizo que aguantaran el asedio de todo un ejército.  50 hombres, un ejemplo de la unión que yo espero de ustedes”.
 
Y culminó, expresando una vez más la confianza que tiene en el grupo: “Decía Napoleón que la confianza es media victoria. Yo no he perdido ni un ápice de confianza, ni una pizquita. En otras ocasiones os he pedido algo, pero hoy no os lo quiero pedir, porque estáis entregándolo todo. Estoy convencido de que los objetivos los vamos a conseguir”.

  • 1