sábado, 16 febrero 2019
10:28
, última actualización
Deportes

Los grupos opositores celebran la imputación

el 14 may 2010 / 20:45 h.

Los grupos opositores celebraron ayer la decisión de imputar a Lopera, que en cuanto la juez tenga un hueco en su agenda será llamado a declarar, tal y como ellos (Béticos por el Villamarín, Por Nuestro Betis y la Liga de Juristas Béticos) habían reclamado en el juzgado.

También podrían declarar como testigos, aunque no estén imputados de momento, diversos consejeros y/o ex consejeros, así como el presidente José León, si la juez lo considera oportuno antes de que se abra el juicio oral. Caso de que finalmente se celebrara juicio pasará al menos un año, según estimaciones de diversos letrados consultados.

Junto a Lopera están imputados en este auto varios testaferros suyos, empleados y familiares: Mercedes Ferrero Mora, Enrique García Rodríguez, Guillermo Molina Pérez, Ana María Ruiz Peña, María Teresa González Martínez y Francisco Javier Páez Ruiz.
Lopera puede ser llamado a declarar para completar estas diligencias previas en cuestión de semanas, antes incluso de que los peritos presenten a la juez su segundo informe sobre los años 1998 a 2008. También pueden declarar otra serie de testigos relacionados con el caso antes de que la juez decida si abre o no juicio oral, el paso previo al enjuiciamiento definitivo, que puede demorarse más de un año, pues a buen seguro que la defensa de Lopera presentará todos los recursos a que tenga derecho.

En cualquier momento de este proceso, la parte acusadora puede solicitar de la juez la adopción de medidas cautelares, tales como la suspensión de los derechos políticos de las acciones o la intervención judicial, entre otras.

Los abogados de los grupos opositores piensan runirse la semana próxima para estudiar la estrategia procesal a seguir, aunque no parece que vayan a pedir medidas cautelares antes de que acabe la Liga.

Ayer, todos recibieron con lógica satisfacción la noticia de la imputación de Lopera: Emilio Soto, de Béticos por el Villamarín, los primeros en abrir la vía judicial, señaló que “el Betis está levantándose de sus cenizas y nos esperan años gloriosos. Hay que sacar la podredumbre de la planta noble”.  

Para Pepe Tirado (Por Nuestro Betis) “es preocupante que ahora intente una huida vendiendo las acciones, puesto que se ha demostrado que en su día no fueron pagadas por Farusa. Hay que esperar a la declaración de estos señores en el Juzgado y en vista de lo que allí suceda seguir tomando decisiones”.

Adolfo Cuéllar: “Ya existen indicios sólidos para dar el siguiente paso, que es que estos señores vayan a declarar. Por el bien del Betis seguiremos con las consiguientes peticiones de orden procesal”.

  • 1