Cultura

Los guionistas de Hollywood vuelven al papel en blanco

Tal y como se esperaba, los miembros del Sindicato de Guionistas de EE.UU. (WGA, por sus siglas en inglés) aceptaron, a través de una votación, dar por concluida la huelga y volver a sus puestos de trabajo. Han pasado tres meses desde que los escribas de la insdustria de Hollywood exclamaran el ya famoso Pencils down! (Abajo los lápices).

el 15 sep 2009 / 00:05 h.

A. M. Guirado (EFE)

Tal y como se esperaba, los miembros del Sindicato de Guionistas de EE.UU. (WGA, por sus siglas en inglés) aceptaron, a través de una votación, dar por concluida la huelga y volver a sus puestos de trabajo. Han pasado tres meses desde que los escribas de la insdustria de Hollywood exclamaran el ya famoso Pencils down! (Abajo los lápices).

La decisión de votar a favor del acuerdo fue adoptado por un 92,5 por ciento de los 3.775 miembros del WGA que se acercaron a las urnas ubicadas en el Teatro del WGA (Beverly Hills) y en el hotel Crowne Plaza (Nueva York), o que prefirieron pronunciarse a través del fax. "Ésta no ha sido una huelga que quisiéramos, pero fue necesario llevarla a cabo para establecer una jurisdicción en torno a la compensación por nuestro trabajo difundido en internet y en los nuevos medios de comunicación", explicó ayer en Los Ángeles Patric Verrone, responsable del ala oeste del WGA.

Tras 14 semanas de tira y afloja constante con la Alianza de Productores de Cine y Televisión (AMPTP), representantes de los grandes estudios, el pasado fin de semana ambos frentes lograron un principio de acuerdo que ahora debe ser ratificado por los componentes del sindicato. Los líderes sindicales de la negociación se reunieron con su junta directiva el domingo, al día siguiente de haber pactado las líneas generales del nuevo contrato por tres años con los estudios, y de ahí surgió el apoyo unánime al acuerdo.

Ese texto debe ser ratificado ahora por sus miembros en las dos próximas semanas pero la industria volverá a ponerse manos a la obra mañana, después de las votaciones realizadas hoy en Nueva York y Los Ángeles en las que se ha decidido volver a la normalidad mientras se ratifica el acuerdo.

Ratificación del contrato.

Se espera que el proceso para la ratificación del contrato, que será a través de nuevas votaciones, concluya el próximo 26 de febrero, dos días después de la gala de entrega de los Óscar, que podrá emitirse con el formato tradicional. "Estoy extasiado por el hecho de que los Óscar puedan organizarse a pleno rendimiento, con grandes escritores a la cabeza, un grupo fantástico de presentadores y actuaciones, y lo más importante, que todos los candidatos puedan acudir sin dudas o malestar", explicó hoy en un comunicado Sid Ganis, presidente de la Academia de Hollywood.

Los guionistas percibirán 1.200 dólares por cada programa emitido a través de internet durante los dos primeros años de reposiciones y un 3 por ciento de los beneficios a partir del tercer año. Para los formatos que no incluyan publicidad, los pagos serán del 1,2 por ciento, lo mismo que los alquileres a través de la red.

"Vamos a recibir un porcentaje de las ganancias netas de los distribuidores", recalcó Michael Winship, responsable del ala este del WGA. "Es una cantidad de dinero muy realista", agregó. "Nunca sabremos si hubieran conseguido estos logros sin la huelga. Lo importante es que se vuelva a trabajar codo con codo y no mirar atrás", dijo Leslie Moonves, consejera delegada de la cadena estadounidense de televisión CBS."

Hollywood dice adiós a los días de intensas reuniones, negociaciones que no avanzaban, a los piquetes y a una inactividad que le ha costado a la economía local del entretenimiento de Los Ángeles alrededor de dos mil millones de dólares. Es hora de reanudar la actividad. Los lápices vuelven a echar humo.

El origen.

Debido a la huelga la mayoría de las series de televisión, programas en directo y varias películas se habían quedado en el dique seco y el paro ocasionó perdidas millonarias (hasta 2.000 millones). Incluso la ceremonia de entrega de los Globos de Oro se quedó en un mero anuncio de los ganadores de estos premiosa través de varios presentadores de la televisión estadounidense en vez de la habitual gala.

El origen de la huelga era la solicitud de que se les compense económicamente por los trabajos distribuidos a través de internet, pues consideraban que los grandes estudios de Hollywood se estaban embolsando un dinero al que los guionistas decían tener también derecho.

  • 1