Cultura

«Los guitarristas me enseñaron a bailarle al cante»

El bailaor jerezano vuelve con su propia compañía y un espectáculo, 'Leyenda personal', en el que parte de sus propias vivencias para desarrollar su concepción del flamenco. Este montaje, estrenado en junio en el Teatro Villamarta de Jerez, llega ahora al ciclo de los Jueves Flamencos de Cajasol.

el 15 sep 2009 / 17:35 h.

El bailaor jerezano está de vuelta con su propia compañía y un espectáculo, 'Leyenda personal', en el que parte de sus propias vivencias para desarrollar su personal concepción del flamenco. Este montaje, que fue estrenado en el Teatro Villamarta de Jerez el pasado mes de junio, llega ahora al ciclo de los Jueves Flamencos de Cajasol y recorre, en palabras del propio Grilo, "ese camino que arranca en la infancia y que determina lo que soy y cómo soy", explica.

Leyenda personal, subtitulado Un espectáculo de baile y pasión, se articula a través de once breves números que comprenden tientos, bulerías, seguiriyas, tangos, farruca, fandangos de Huelva, malagueñas, cantiñas y jaleo. aunque El Grilo baila casi todos estos palos, no estará solo sobre las tablas de Cajasol. Le acompañan para la ocasión las solventes voces de su hermana, Carmen Grilo, y José Valencia; la guitarra de Juan Requena -a la sazón autor de la música-, el bajo y la mandolina de Martín Leiton y la percusión de Paquito González.

En el encuentro con los medios que tuvo lugar ayer en Sevilla, el bailaor afirmó que en Leyenda personal trata de "expresar situaciones, la pobreza, la injusticia del poder, emociones que tienen que verse en mi baile", dijo. También señaló que en todos sus trabajos "hay una parte actoral que es fundamental para decir algo, aunque luego tu situación anímica te hace bailar de una determinada manera u otra. El verdadero guión tiene que estar dentro de ti mismo".

Respecto a la sujección a un hilo conductor, Grilo afirmó que "sólo quiero envolver el dulce, pero no quiero que se pierda el acento del baile, que hago desde que tengo uso de razón".

Asimismo, Joaquín Grilo sorprendió asegurando que "sobre todo, canto para el baile: es lo que me apetece y me gusta". Una expresión chocante tratándose de un artista que ha bailado para algunos de los más grandes guitarristas flamencos del panorama actual, desde Vicente Amigo a Juan Manuel Cañizares, pasando por José Antonio Rodríguez o Paco de Lucía.

¿Qué han aportado estos monstruos de las seis cuerdas al arte de El Grilo? Él mismo responde: "De los guitarristas he aprendido a bailar para el cante. Los buenos guitarristas cantan para la guitarra, y toman para su instrumento cosas que van de Marifé a Camarón" asevera.

Por otra parte, hay en este nuevo trabajo de El Grilo un poso amargo motivado, según comenta, por ciertos desencuentros con la administración, en especial con Bibiana Aído, anterior directora de la Agencia Andaluza para el Desarrollo del Flamenco y hoy Ministra de Igualdad.

"Uno lleva luchando mucho tiempo y cuando acude a gente que tiene dinero para producir esos sueños, a veces te dicen que sí porque estás ahí, pero luego resulta que todo lo que hablaron es mentira", lamenta. "Todos los espectáculos que he hecho son de producción propia. Éste iba a tener un apoyo de la Agencia, hubo tres conversaciones y al final, nada. Quiero demostrar que el arte no se vende", apostilla.

  • 1