Local

Los históricos arriman el hombro

La debacle del PA motivó una cita histórica. Por primera vez en mucho tiempo, los cinco ex secretarios generales presidieron una reunión, convocada por pesos pesados del andalucismo para tratar de salvar el proyecto en el congreso de junio, al que hasta ahora se han presentado tres candidatos.

el 15 sep 2009 / 04:22 h.

TAGS:

La debacle del PA motivó ayer una cita histórica. Por primera vez en mucho tiempo, los cinco ex secretarios generales presidieron una reunión, convocada por pesos pesados del andalucismo para tratar de salvar el proyecto en el congreso de junio, al que hasta ahora se han presentado tres candidatos.

Los fundadores del PA alzaron ayer la voz en un cónclave celebrado en la sede sevillana del partido para analizar la grave situación por la que atraviesa el andalucismo -expulsado por primera vez en la historia del Parlamento andaluz- después de la hecatombe electoral del pasado 9 de marzo. El encuentro fue histórico, ya que reunió por primera vez en mucho tiempo a los cinco ex secretarios generales del PA, que presidieron la cita: Alejandro Rojas Marcos, Miguel Ángel Arredonda, Luis Uruñuela, Diego de los Santos y Antonio Ortega. El actual líder, Julián Álvarez, estuvo presente pero no adquirió ningún protagonismo.

La iniciativa había partido de Rojas Marcos y Arredonda y el nutrido grupo de invitados -asistieron unos 60- fue convocado por carta a un debate que pretendía aportar soluciones para salvar un proyecto que afrontará los próximos años su particular travesía en el desierto, con una deuda millonaria y casi sin representación institucional.

El ambiente fue, según algunos de los participantes, "cordial y muy positivo". "Ha merecido la pena vernos", comentó al término del cónclave el alcalde de Utrera y candidato a la secretaría general del PA, Francisco Jiménez, que añadió que hay que aprovechar la reunión "para dar un revulsivo al partido". La ex portavoz en el Ayuntamiento de Sevilla Paola Vivancos insistió en que, en una formación marcada por las desuniones, ayer se habló de "unidad". El encuentro no se cerró con ningún documento ni acuerdo, pero sí se abordó, según los participantes, la urgencia de reflotar el proyecto.

Fue mayoritario el discurso que pidió la necesidad de lograr una lista de consenso entre los tres candidatos al congreso de junio -Jiménez, la ex portavoz parlamentaria Pilar González y el alcalde de San Fernando, Manuel de Bernardo- presentes en la reunión. Y es que los históricos creen que el hecho de no conseguir una candidatura única tendría consecuencias negativas para el futuro del PA. Temen que un enfrentamiento entre aspirantes suponga excluir a los dirigentes que salgan derrotados de la cita congresual, que ha sido uno de los grandes males del partido en los últimos cuatro años. Agrupaciones señeras como la de Almuñécar, Algeciras y parte de Huelva salieron de la formación tras la victoria de Julián Álvarez.

Álvarez llegó solo. El secretario general, que no optará a la reelección, llegó a la sede de la calle Rastro solo sin su número dos, Antonia Agudo. Su hasta ahora mano derecha, Pilar González, se sentó lejos de Álvarez, quizás para escenificar que su proyecto no es continuista. No faltaron a la convocatoria los ex consejeros de Turismo José Núñez y José Hurtado, el ex portavoz parlamentario José Calvo; Paola Vivancos, Agustín Villar, Rafael Carmona y los responsables provinciales del partido. El ex diputado Antonio Moreno manifestó que fue una convocatoria "en clave de futuro". "No vale mirar al pasado. Ayer nos escuchamos los unos a los otros", dijo.

Por la mañana, Antonio Ortega, en declaraciones a Europa Press, fue más duro a la hora de apuntar las causas de la crisis: "pedir a los andaluces que votasen no al Estatuto, presentarse a las elecciones en una coalición que significa una mezcla y sopa de letras de sensibilidades, o dedicar demasiado tiempo a apartar y expulsar a militantes".

  • 1