Local

Los hondureños viven hoy sus elecciones más cuestionadas

El golpe de Estado marca unos comicios que no aprueban la mayoría de países.

el 28 nov 2009 / 20:52 h.

TAGS:

Un matrimonio pide el ‘no voto’ en las elecciones hondureñas.
Honduras celebrará hoy las elecciones más cuestionadas de su historia moderna marcados por el golpe de Estado del 28 de junio que expulsó del país al presidente ahora depuesto Manuel Zelaya y concedió el poder al actual gobernante de facto, Roberto Michelleti.


Los comicios se celebrarán sin el respaldo de gran parte de la comunidad internacional, que considera que no hay garantías democráticas para su realización, aunque sí apoyos significativos como el de Estados Unidos. Seis millones de hondureños están llamados a las urnas.


Casi cinco meses después del golpe de Estado, tanto los "golpistas" como los "zelayistas" habían establecido como fecha de referencia las elecciones de hoy para devolver la normalidad y restituir el orden constitucional. Micheletti y los grupos que apoyaron el golpe han insistido en la necesidad de que las elecciones sean reconocidas para que un nuevo Gobierno tome el poder y abra el camino para resolver la crisis, recordando que la consulta fue convocada en mayo, con Zelaya en el poder.


Por el contrario, el gobernante derrocado y sus seguidores han insistido en que la de las elecciones era una cita a la que los hondureños debían acudir con Zelaya en la presidencia y que sin él los comicios carecerían de legitimidad, algo que ha respaldado la comunidad internacional con la Organización de Estados Americanos (OEA) a la cabeza. Es más, el presidente depuesto ya ha anunciado que impugnará las elecciones "por ilegales".


Mientras tanto, el candidato opositor Porfirio Lobo, principal favorito para ganar las elecciones afirmó ayer que la solución a la crisis pasa por un diálogo con Zelaya aunque ha evitado pronunciarse sobre una eventual restitución en el poder, que será debatida el 2 de diciembre por el Congreso Nacional. "Aquí tiene que haber un diálogo y va a haber un diálogo con todos los actores, incluido Zelaya", dijo en rueda de prensa el candidato del Partido Nacional, al que las encuestas otorgan una ventaja de entre 5 y 16 puntos sobre su más cercano rival, Elvin Santos, del gobernante Partido Liberal.


Preocupación española. Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, admitió ayer que ve "con preocupación" las elecciones por el contexto de división internacional sobre su legitimidad. "Nosotros seguimos insistiendo en el retorno del presidente Manuel Zelaya y el retorno al orden constitucional y esperamos que eso se pueda alcanzar", dijo Moratinos.

  • 1