Local

Los hospitales y las plazas de las guarderías salvan la tijera

Las cuentas mantienen su compromiso con los Chare de Lebrija, Écija y Morón de la Frontera

el 31 oct 2011 / 20:31 h.

TAGS:

Educación y sanidad. Esas son las dos máximas que la Junta ha colocado como cabeza de cartel en unos presupuestos para la provincia sin cuentas al descubierto, pero que intenta mantener las obras ya iniciadas. La concreción de las actuaciones quedó relegada a un segundo plano, pero al menos se han salvado de los temidos recortes las hospitales de Écija y Lebrija, así como el proyecto de Morón de la Frontera, además de anunciar la creación de cerca de 2.000 nuevas plazas de guardería en la provincia. Además, insistieron en que no habrá recortes ni eliminación de servicios en sanidad y educación.

Los tres centros hospitalarios de alta resolución (Chare) forman parte de los proyectos estrella de la Consejería de Salud que vienen ya de lejos. Su inversión estaba cifrada en 2009 en 54,1 millones. A pesar de la difícil tesitura económica, la consejera de Salud, María Jesús Montero, anunció la continuidad de las obras de los dos centros que se construyen en Lebrija y Écija, cuyas obras dieron comienzo en 2009 y 2011, respectivamente. Además, anunciaron el desbloqueo del Chare de Morón de la Frontera, cuyo inicio estaba pendiente de una resolución sobre los terrenos.

En esa política de priorizar en el gasto no se centran únicamente en las infraestructuras sanitarias, sino también en educación, que es el otro frente que quiere salvar la administración autonómica. La Junta anunció que pondrá dinero suficiente para crear 1.951 plazas de guardería, con lo que el cupo en la provincia ascenderá a un total de 22.023. Además, licitarán las obras de construcción de un instituto en Palomares del Río y otro en Sevilla Este.

El grueso de las inversiones en educación vendrán de la mano de la UE. La Junta insistió una vez más en la puesta en marcha del Plan de Oportunidades Laborales de Andalucía (Plan OLA), que está financiado en un 80% con fondos europeos, y que abordará 65 actuaciones en centros escolares de 47 municipios de la provincia. La mano de obra empleada -serán 5.000 en toda la comunidad autónoma- vendrán de los sectores más afectados por la crisis económicas, como el de la construcción. En esa creación de empleo también entrará en liza el Plan Encamina 2, con el que se destinarán 15 millones de euros en la mejora de caminos rurales andaluces de titularidad pública de los 105 municipios de Sevilla y con el que se prevé emplear a unas 45.000 personas.

La provincia sí que se verá mermada en el resto de materias, donde las cuentas autonómicas se reducen a aguantar el tirón y dar cierta continuidad a actuaciones ya comprometidas o iniciadas. Son los casos del plan de rehabilitación de viviendas de Alcalá de Guadaíra o de la culminación del plan de recuperación del río Guadaíra con el cierre del anillo de saneamiento de Arahal, una obra que evitará la llegada de vertidos al río y que se licitó a principios del presente año. También proseguirán con las obras de encauzamiento del arroyo Argamasilla a su paso por Écija para evitar inundaciones como las vividas el pasado invierno y se abordará la construcción de puntos limpios ya proyectados en su día por la Junta de Andalucía en Salteras, San Juan de Aznalfarache, El Real de la Jara y Aznalcóllar.

A falta de grandes inversiones, la Junta sí que anunció una serie de medidas anticrisis en forma de anticipos, para que los ayuntamientos puedan recibir de manera anticipada los tributos de la comunidad andaluza. El anticipo puede llegar hasta el 50% de las tasas autonómicos en el caso de los municipios que son menores de 20.000 habitantes, esto es, 89 de los 105. Mientras tanto, el resto de las entidades locales podrían solicitar un anticipo de los fondos de hasta un 25%.

  • 1