Cofradías

Los hosteleros denuncian el "alarmante" aumento de negocios ilegales

El sector reclama al Ayuntamiento más control. El negocio ha ido peor de lo esperado por la crisis y la lluvia

el 01 abr 2013 / 09:54 h.

TAGS:

“Nada ha ayudado”. Esta frase lapidaria resume el sentir del sector de los hoteleros y los hosteleros sevillanos que han visto sus expectativas de negocio frustradas. La crisis ya hacía que las expectativas fueran bajas pero la climatología ha empeorado aún más los resultados. El presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, Pedro Sánchez Cuerda, cifró entre un 30% y un 40% la caída del volumen de negocio respecto a esas expectativas y comparado con el último año en el que en Semana Santa hizo buen tiempo, en 2010. “Los días sin cofradías en la calle han sido muy malos y el resto no ha estado a la altura de lo esperado, por lo que no han compensado”, señaló. Con respecto al año pasado, que también estuvo marcado por la lluvia, el negocio ha estado “más o menos igual porque el año 2012 también fue nefasto”. Sin embargo, el sector sí tiene una queja por el “aumento alarmante este año de negocios clandestinos, sobre todo en el Centro, donde en cualquier tienda que nada tiene que ver con la restauración vendían comida y bebida”. Sánchez Cuerda pidió al Ayuntamiento un mayor control de esta “competencia desleal” a la que se había logrado poner coto en los últimos años pero que a su juicio en 2013 ha vuelto a proliferar. El vicepresidente de la Asociación de Hoteleros de Sevilla, Santiago Padilla, reconoció que a falta de datos oficiales que esperan tener el martes o el miércoles “la impresión no es buena”. El Viernes de Dolores, las reservas se situaban en torno a un 66% de media (siete puntos por debajo de las de ese mismo día el año pasado). En concreto, del Domingo de Ramos al Miércoles Santo la media de ocupación prevista era del 57% y a partir del Jueves Santo del 76%, en ambos casos entre un 5% y un 10% por debajo del año pasado. El sector confiaba en las reservas de última hora pero Padilla explicó ayer que “ha habido cancelaciones y lo que hay que ver es si ha habido más reservas de última hora que cancelaciones”. En Semana Santa el mayor volumen de negocio es el turismo nacional, que es el más afectado por la crisis. “Si se quiere ver el vaso medio lleno, es verdad que comparado con otros destinos aguantamos mejor, pero comparándonos nosotros mismos con años anteriores no estamos bien”, añadió. En cuanto al turismo extranjero, la ciudad ha acogido estos días dos cruceros con atraque en el Muelle de las Delicias de la compañía Azamara Club de cruceros de lujo. El primero, procedente de Miami, recaló el Martes Santo en la ciudad y partió el Viernes Santo rumbo a Barcelona. Además, la compañía también atracó esta Semana Santa otro crucero con salida en el puerto hispalense y destino a Barcelona previas escalas en Gibraltar, Motril (Granada) y Valencia. El Ayuntamiento aún no tiene datos del impacto económico de ambos.

  • 1