Local

Los hosteleros estiman 70.000 cierres y 200.000 parados por la nueva Ley Antitabaco

Así lo ha explicado el presidente de la FEHR, José María Rubio, en una de las 15 ruedas de prensa que la organización ha convocado hoy en diversos puntos de España para dar a conocer el que consideran un problema global para toda el sector de la hostelería, que en 2008 facturó 111.215 millones de euros.

 

el 18 ene 2010 / 12:52 h.

TAGS:

La Federación Española de Hostelería (FEHR) ha estimado que la prohibición de fumar en restaurantes y bares que prepara el Gobierno supondrá el cierre de 70.000 locales (de los 360.000 existentes), 200.000 desempleados (de los 1,2 millones de trabajadores) y una caída de las ventas del 10%.

 

Así lo ha explicado el presidente de la FEHR, José María Rubio, en una de las 15 ruedas de prensa que la organización ha convocado hoy en diversos puntos de España para dar a conocer el que consideran un problema global para toda el sector de la hostelería, que en 2008 facturó 111.215 millones de euros.

En el acto celebrado en Madrid Rubio ha estado acompañado de los presidentes de la Asociación de Cadenas de Restauración, Bernardo Rodilla; de la Asociación Empresarial de Hostelería de la Comunidad de Madrid, Tomás Gutiérrez; de la Asociación Madrileña de Empresas de Restauración, Rafael Andrés Lorente; y de la Asociación de Empresarios por la Calidad del Ocio, Dionisio Lara.

El presidente de la FEHR ha afirmado que está convencido de que la prohibición total de fumar el sector ocasionará "el cierre de miles de empresas, la pérdida de puestos de trabajo y la ruina" de las empresas, y ha indicado que esta estimación de cierre de negocios y de parados se ha extrapolado de lo que ha ocurrido en Irlanda, "el único país con prohibición total de fumar".

En este sentido, ha recordado que en dicho país se ha cerrado, entre los años 2004-2008, el 24 por ciento de los bares y el 8,6 por ciento de los restaurantes.

Ha asegurado que los hosteleros "no están a favor del tabaco", sino en el lado de la "lucha contra el tabaquismo", pero en contra de medidas que, en su opinión, supongan "la ruina del sector".

Ha apuntado que la mencionada caída del 10 por ciento de las ventas del sector si se pone en marcha la prohibición, se calcula al estimar que entre el 40-45 por ciento de la clientela de los establecimientos de hostelería realizan un consumo vinculado al del tabaco.

Ha añadido que esta caída de las ventas se sumaría al 9 por ciento de retroceso que han registrado los ingresos del sector en 2009, y que ha sido más significativa en bares y locales de ocio nocturno, en los que la media de descenso de facturación se ha situado en el 25 por ciento.

Ha destacado que el sector ha trasladado a la Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, su preocupación y argumentos por la repercusión que de la medida y ha añadido que consideran que "la ley actual es buena y que lo que hay que hacer es que se cumpla".

Ha resaltado, en este sentido, que, en materia de cumplimiento de la actual Ley, la responsabilidad de la inspección la tienen las Comunidades Autónomas, que es a ellas a quienes corresponde hacerla cumplir, no a los hosteleros.

Ha recordado que desde su entrada en vigor hay un 50 por ciento de espacio libre de humos, frente al 0,5 por ciento existente antes de la ley, y entre un 5-10 por ciento de bares en los que no se puede fumar.

Ha tildado de "sarcástico" que "el propio Gobierno no permita fumar en locales de hostelería y, en paralelo, amplíe los puntos de venta en donde se puede vender tabaco".

Ha afirmado que, para que un establecimiento de hostelería logre unos ingresos brutos de 150 euros por la venta de tabaco, necesita vender un total de mil cajetillas, unas cifras que, ha indicado, no cuadran con las que ha asegurado que aducía el Gobierno, que apuntaban "que los ingresos de un bar por venta de tabaco llegaban a 700 euros".

  • 1