miércoles, 24 abril 2019
14:12
, última actualización
Local

Los hoteleros pierden por la nube de ceniza 600.000 euros

Son datos de la Feria a los que habrá que sumar las pérdidas derivadas del cierre de San Pablo el martes

el 12 may 2010 / 19:41 h.

TAGS:

Los pasajeros esperan para embarcar tras restrablecerse el tráfico aéreo en San Pablo.

Más de 12 horas cerrado, 115 vuelos cancelados, pasajeros atrincherados en las terminales... El aeropuerto de San Pablo recuperó ayer su normalidad en una jornada en la que tocaba hacer balance de la incidencia que la nube de ceniza había provocado en la economía local. Los primeros en hacerlo fueron los hosteleros que, sin datos del martes, cifraban las pérdidas por el volcán durante la pasada Feria de Abril en más de 600.000 euros.

Los datos ofrecidos por los responsables del gremio no ofrecen ningún tipo de dudas sobre los efectos negativos que la nube tuvo en la ciudad. En concreto, fueron 47 establecimientos de todas las categorías -desde hostales hasta hoteles de 5 estrellas- los que se vieron afectados por la cancelación de los vuelos en los aeropuertos europeos. El gerente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, Santiago Padilla, reconoció que esta situación está provocando "desconfianza" entre los viajeros que hace que la gente se retraiga a la hora de viajar.

Padilla indicó que "evidentemente no hay que ser inteligente para saber que la situación nos está perjudicando, ya que mucha gente no se atreve a hacer reservas con la incertidumbre que hay". Pocas horas después del cierre del aeropuerto, los hoteleros sevillanos aún no han podido cuantificar las pérdidas que este nuevo revés ha provocado en la economía local. Aún así, Padilla subrayó: "Sí sabemos que no ha afectado de la misma manera que en el mes de abril", ya que los pasajeros que sufrieron las cancelaciones tuvieron que hospedarse en los establecimientos de la ciudad mientras se reabría el tráfico aéreo.

Sin restos de la nube de ceniza en el cielo sevillano, el aeropuerto de San Pablo intentaba ayer recuperar la normalidad. A primera hora de la mañana, la terminal volvía a funcionar a pleno rendimiento aunque todavía hubo lugar para la cancelación de algunos vuelos. En total, fueron tres los que se vieron afectados por los últimos resquicios de la nube volcánica. El primero, previsto para las 7.30 de la mañana, se canceló por motivos de reajuste después del cierre durante 12 horas de la terminal. Los otros dos, que unían San Pablo con el aeropuerto de Barajas, se cancelaron ante las tormentas que se estaban produciendo en Madrid. Incidentes que en nada se acercaron a la situación que provocó el martes el cierre del aeropuerto sevillano.

  • 1