Economía

Los hoteles bajan sus precios pero no consiguen aumentar la ocupación

Ante las negras perspectivas que se barajaban para el sector turístico este verano y con el objetivo de llenar cuantas más habitaciones mejor, los hoteles optaron en julio por seguir bajando los precios como reclamo. Medida que, no obstante, no ha logrado aumentar la ocupación, que se redujo un 6,6% de media. En Sevilla la caída fue del 9%.

el 16 sep 2009 / 07:38 h.

Ante las negras perspectivas que se barajaban para el sector turístico este verano y con el objetivo de llenar cuantas más habitaciones mejor, los hoteles optaron en julio por seguir bajando los precios como reclamo. Medida que, no obstante, no ha logrado aumentar la ocupación, que se redujo un 6,6% de media. En Sevilla la caída fue del 9%.

Los españoles son los responsables de que el desplome de la actividad turística no sea tan pronunciado. Gracias a su decisión de pasar las vacaciones en destinos nacionales, el pasado mes de julio se saldó con un descenso de pernoctaciones en hoteles del 5,5% respecto a ese mismo mes de 2008, hasta contabilizar un total de 32,9 millones.

Y es que, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE) sobre coyuntura turística hotelera, las estancias apenas cayeron un 0,1% entre los viajeros españoles frente al descenso del 9% de los turistas extranjeros. El descenso es más acusado, del 8,5%, si se observa la evolución de los primeros siete meses del año.

De las plazas ofertadas en España, en julio se cubrió el 61,7% del total, un 6,6% menos que un año antes, con una estancia media de 3,8 días, ligeramente inferior a la del año pasado.

Un comportamiento similar registró la comunidad andaluza, en la que sus hoteles vieron cómo se ocupaban el 59,41% de las plazas ofertadas, un 6,4% menos. Huelva (con un grado de ocupación del 73,42%), Cádiz (67,14%), Málaga (67%) y Almería (63,63%) tiraron del carro turístico gracias a la oferta de sus playas y costas, que se situaron entre las más visitadas.

Sin embargo, en el caso de Sevilla el retroceso de la ocupación hotelera fue más intenso, ya que se redujo un 8,95%, lo que significa que sólo se llenó el 35,98% de la oferta existente, según el INE.

Y ello pese al esfuerzo de muchos establecimientos hoteleros, que optaron en la mayoría de los casos por bajar los precios -un 6% de media- para así animar a los clientes, repitiendo la tendencia de junio. Las mayores rebajas las ofrecieron los hoteles más lujosos, los de cinco estrellas, que abarataron las tarifas un 13,1%, seguidos de los de cuatro y tres estrellas, con recortes del 6,7% y 5,4%, respectivamente.

De hecho, las comunidades autónomas con mayor peso turístico vieron caer sus precios, aunque en diferentes horquillas. Así, las Islas Baleares -principal destino por grado de ocupación en julio- los rebajó un 2,3%, mientras que Cataluña los abarató un 8,8%. En Andalucía los precios se rebajaron un 5,9% (que sumar al 4,5% de caída del mes precedente), frente a Canarias, donde bajaron un 2,1%, mientras que en la Comunidad Valenciana cayeron el 5,6%.

En cuanto al número de viajeros alojados en hoteles, Cataluña fue la que más recibió, con 1,69 millones, seguida de Andalucía, con 1,58 millones, y Baleares, con 1,23 millones.

La comunidad andaluza fue el destino que acogió mayor número de turistas nacionales (el 24,3% lo eligió, esto es, 1,07 millones de españoles), mientras que un 10% de los extranjeros se decantó por este destino, en el que permanecieron 3,31 días de media. Pero fundamentalmente los viajeros foráneos prefirieron para veranear Baleares (el 39,55%), Cataluña (22,3%) y Canarias (15,9%).

De vuelta a Sevilla, a la que llegaron 156.137 viajeros, un 2,4% menos que en julio de 2008, cayeron las pernoctaciones un 5%, hasta las 282.855, para unos turistas que estuvieron de visita una media de 1,81 días, inferior a los 1,86 días de igual mes de 2008.

  • 1