Local

Los huracanes serán menos frecuentes pero más intensos

Un grupo de científicos estadounidenses ha concluido que los huracanes serán menos frecuentes en el Atlántico a finales de siglo, como consecuencia del cambio climático. Según el estudio publicado en la revista especializada 'Nature Geoscience', también habrá un aumento en la intensidad de estos fenómenos. (Foto: EFE).

el 15 sep 2009 / 05:04 h.

TAGS:

Un grupo de científicos estadounidenses ha concluido que los huracanes serán menos frecuentes en el Atlántico a finales de siglo, como consecuencia del cambio climático. Según el estudio publicado en la revista especializada 'Nature Geoscience', también habrá un aumento en la intensidad de estos fenómenos.

Este informe contradice la teoría que de que los gases de efecto invernadero emitidos a la atmósfera por la acción del hombre, están aumentando la frecuencia de esos fenómenos meteorológicos.

Y es que de acuerdo con los resultados de la investigación realizada por el Laboratorio Geofísico de Dinámica del Fluido del Gobierno de Estados Unidos en Nueva Jersey, en las últimas décadas del siglo XXI la actividad de los huracanes habrá descendido un 18% y un 27% las tormentas tropicales. "Esto, desde luego, no apoya la idea de que el incremento de las emisiones de CO2 está causando un aumento de la frecuencia de los huracanes y de las tormentas tropicales en el Atlántico", afirma uno de los autores del estudio, Thomas Knutson. En cuanto a que habrá menos pero serán más fuertes, Knutson ha precisado que "estos cambios en intensidad son bastante modestos en cuanto a su magnitud".

Disparidad. Ya en torno a 1995, buena parte de la comunidad científica convino que el Atlántico inauguraba un periodo de mayor actividad de los huracanes que podría durar entre 25 y 40 años. Algunos investigadores atribuyeron este aumento a ciclos naturales, mientras que otros lo relacionaron con el calentamiento global ante el aumento de las temperaturas.

La frenética temporada de huracanes de 2004, cuando cuatro de ellos muy potentes golpearon Florida, y la de 2005, cuando se produjo la cifra récord de 28 tormentas tropicales y se formó el huracán Katrina que devastó Nueva Orleans, desencadenaron el debate sobre la influencia en esos fenómenos del cambio climático.

A partir del mes que viene, el 1 de junio, comienza la próxima temporada de huracanes en el Atlántico y los expertos prevén que sea ajetreada, incluso por encima de la media, que está en unas diez tormentas tropicales y seis huracanes.

Por otra parte, en cuanto a las consecuencias que podría tener el cambio climático sobre la economía, la comunidad científica ha reconocido que es incapaz de predecir cual serán los efectos sociales y económicos, aunque sabe que el fenómeno afectará con mayor crudeza a los países con escasos recursos ubicados en las zonas tropicales.

Es prácticamente imposible calcularlos, según afirmaron varios científicos en la primera jornada del International Symposium on the efects of climate, que se celebra en Gijón hasta el próximo 23 de mayo.

En estas jornadas expertos de todo el mundo, han alertado de que las previsiones estiman un incremento medio de 2 grados en la temperatura ambiente y un incremento del nivel del mar de más de un metro para los próximos 20 años.

Además han advertido de que incluso si se cumplieran todas las medidas de protección medioambiental previstas en los acuerdos internacionales y se redujeran en un 50% las emisiones de CO2 a la atmósfera, se tardaría más de un siglo en estabilizar el proceso.

Los científicos han destacado de manera especial en Gijón, que el calentamiento global ha adquirido una "inercia" que es "muy difícil frenar" por lo que consideran "urgente" controlar el fenómeno para que no entre en una dinámica que lleve a una catástrofe irreversible.

  • 1