Local

Los incendios forestales se mantienen a la baja en 2011

El suelo quemado crece ligeramente respecto a 2010, pero las cifras son de las más bajas desde 1997.

el 30 ago 2011 / 19:02 h.

TAGS:

Imagen del incendio ocurrido el pasado mes de junio en la pedanía utrerana de Pinzón.

El verano un año más se está caracterizando por las altas temperaturas, pero también por la tendencia a la baja de los incendios. Si bien la superficie quemada ha aumentado ligeramente respecto al pasado 2010, la cifra registrada sigue siendo de las más bajas de los últimos 14 años.

La lucha contra los incendios continúa ojo avizor a cualquier conato que pudiera producirse. Y es que, aunque el verano parece que va tocando a su fin, la alerta del Plan Infoca, activa desde el 1 de junio, permanecerá hasta el próximo 15 de octubre. Desde el 1 de enero de 2011, los siniestros forestales en la provincia quemaron un total de 45,3 hectáreas, lo que representa un 3,6% de las 1.253,8 hectáreas del suelo quemado en Andalucía. Aún así, la superficie devorada por los incendios en la provincia es bastante inferior a las 404,1 hectáreas que se han quemado de media en los últimos diez años.

Esta cifra de suelo calcinado está por encima de la registrada en 2010, meses en los que tan sólo se quemaron 23,81 hectáreas entre enero y octubre. Esto supuso un descenso del 91% de la superficie afectada por el fuego y, por ende, la cifra más baja contabilizada durante las dos últimas décadas en Sevilla.

Asimismo, el Infoca ha llevado a cabo un total de 83 actuaciones por siniestros forestales, cuatro más que el año pasado. De estas intervenciones, 79 fueron por conatos, es decir, el fuego afectó a menos de una hectárea. Mientras que el resto, sólo 9, fueron categorizados como incendios.

A pesar del aumento de las intervenciones y del suelo quemado respecto a 2010, estas cifras arrojan un balance positivo para la provincia puesto que éstas se sitúan por debajo de la media de la última década. En cuanto a las intervenciones del Infoca, el valor medio en los últimos diez años fue de 109,4, frente a las 83 que se han llevado a cabo este año. De igual forma, la cifra de incendios se aleja bastante del valor medio del decenio. Este año se registraron nueve incendios mientras que la media se sitúa en un elevado 45,4. El único valor que se perfila ligeramente superior a la media registrada desde 2001 es el número de conatos, ya que ese año se registraron 74 mientras que la media alcanza las 64 fuegos menores.

El último incendio de mayor alcance registrado en la provincia se produjo en el término municipal de Utrera. Se produjo el pasado 19 de junio a unos 500 metros de la pedanía utrerana de Pinzón. El fuego se originó en los terrenos contiguos a una planta de concentrado de tomate y calcinó 15 millones de kilos de pastos. El fuego, que provocó una gran humareda, pudo divisarse desde localidades cercanas como Utrera, Los Palacios y Villafranca, Dos Hermanas o Sevilla.

DISPOSITIVO ESPECIAL. El plan activado por el Infoca el pasado 1 de junio cuenta con el mismo personal y el mismo presupuesto utilizado en 2010. Un total de 20 millones de euros se destinan a la lucha contra el fuego en la provincia, que presta especial atención a la Sierra Norte. De toda la cantidad presupuestada, el 60% se destinó a labores de prevención como los dispositivos de extinción de incendios, tareas preventivas con tratamientos manuales y mecanizados, el desbroce de caminos o tratamientos selvícolas. Entre las principales actuaciones para evitar la quema del suelo  destaca la labor de 11 pastores que utilizan 5.434 cabezas de ganado para actuar como cortafuegos. En cuanto al personal, 364 personas trabajan luchando contra los incendios, entre ellos 22 grupos de extinción, diez grupos de apoyo y personal especializado.

  • 1