Los indecisos castigan al PSOE y el voto fiel apuntala a Arenas

El 22% de los electores encuestados aún no sabe a quién votar en las autonómicas de 2012. El PP recibe los apoyos huidos del Partido Andalucista.

el 20 feb 2010 / 19:52 h.

Uno de los datos más relevantes de la encuesta -posiblemente el que más movilizará a los partidos en 2012- es el elevado porcentaje de votantes indecisos: hasta un 22% de andaluces que aún no sabe a quién dar su apoyo. Los partidos tendrán que disputarse a estos electores, la mayoría de los cuales se ha alejado de sus fuerzas políticas y quedan en tierra de nadie. Ese margen de indefinición, el más elevado de las últimos estudios publicados, podría ser decisivo en el resultado final.

El PSOE es el que más ha perdido la confianza de sus votantes, entre los cuales casi se ha duplicado el número de indecisos respecto a la última encuesta PULSO, publicada a los dos meses del relevo de Chaves (junio de 2009). Un 22,2% de socialistas ya no sabe si mantendrá su fidelidad de voto, frente al 12,9% de entonces. Griñán es consciente de que el PSOE-A se está desinflando desde las bases, algo que achaca al cansancio que les provoca estar a la defensiva por la crisis. El presidente espera usar el congreso en el que será nombrado líder de los socialistas para devolver la ilusión a las bases.

IU también pierde a un 22,6% de votantes inseguros entre sus filas, aunque el porcentaje de votos huidos es prácticamente el mismo respecto al año pasado (28,5%), y su repunte de indecisos no es tan brusco como para el PSOE. La mayor fidelidad de voto sigue estando en el PP, con tan sólo un 11% de indecisos, una diferencia casi imperceptible respecto a junio (10,8%).

En cambio, la encuesta confirma la tendencia a la baja del PA. En las elecciones de 2008, el PA de Julián Álvarez vio cómo casi un tercio de su electorado se pasaba al PP, lo cual se tradujo en una traumática salida de Parlamento. Un año después la encuesta del Centro Andaluz de Prospectiva advertía que los andalucistas, que acababan de elegir a Pilar González como nueva secretaria general, todavía no se habían recuperado, y que el 25,3% de los que se mantuvieron fieles a sus siglas tras la debacle electoral empezaban a dudar. La reestructuración de la ejecutiva andalucista y los esfuerzos de González por devolver las siglas al Parlamento no parecen fructificar. Ahora ese número de indecisos se ha disparado hasta el 35%, según el sondeo PULSO.

Pero al margen de los indecisos, la encuesta también anticipa cuál podría ser el trasvase de votos, el número de electores que se ha declarado dispuesto a cambiar su apoyo a un partido por otro.

En general, las grandes fuerzas mantienen a su electorado -el PP a un 80,2% y el PSOE a un 63,2%- en detrimento de los grupos minoritarios. Esto fue clave en los últimos comicios y, aunque el porcentaje de huidos no es tan alto como el de indecisos, también es determinante en la encuesta.

El sondeo prevé que se repita el éxodo de votantes del PA al PP de las últimas autonómicas: hasta un 21,8% de andalucistas trasladará su voto a los populares, lo que explicaría, en parte, que el partido que lidera Javier Arenas haya subido tres puntos porcentuales en intención de voto respeto a 2008. Izquierda Unida parece resistirse a ser fagocitada por los socialistas, y conserva un 51,4% de fieles. La coalición que encabeza Diego Valderas pierde un 10,2% en favor del PSOE y un 7% para el Partido Popular. Entre el partido de Griñán y el de Arenas hay un mínimo intercambio de votos, los socialistas ganan un 5% de apoyos de las filas populares, y estos le quitan un 7% al PSOE.

El PP, el que inspira más rechazo en los andaluces. El 28,2% de andaluces encuestados asegura que nunca votaría al Partido Popular en unas elecciones. El grupo de Javier Arenas sigue siendo el que más rechazo provoca entre los andaluces, aunque menos que hace un año (28,9%). Le sigue Izquierda Unida, que es el segundo partido con más desapego entre los encuestados (18,7%) y el PSOE, que ahora despierta más negación que en 2009: un 11,7% asegura que nunca le votaría. El 25% ha respondido que no tiene ningún motivo para descartar de antemano a un partido.

Pese al ajustado empate que ofrece la intención de voto en el sondeo del Centro Andaluz de Prospectiva, PULSO, para El Correo, el 52,7% de los entrevistados sigue pensando que, aun con la crisis en contra y el escepticismo que provoca la figura de José Antonio Griñán como líder del Gobierno andaluz, el PSOE volverá a ganar las próximas elecciones. No obstante, acorta distancias el Partido Popular. Un 23,9% cree que están en disposición de relevar a los socialistas.

El 22,5% no sabría decir quién será el vencedor de los próximos comicios.

  • 1