Local

Los ‘indignados’ dejan Sol y llevan los campamentos a la periferia

En Barcelona grupos antisistema se enfrentan a los acampados y se niegan a acatar el acuerdo de dejar la plaza de Cataluña.

el 12 jun 2011 / 11:09 h.

TAGS:

Los indignados del movimiento 15-M acampados en la Puerta del Sol de Madrid, que han comenzado a retirar los carteles y pancartas que les han acompañado durante 26 días.

Los acampados del Movimiento 15-M en la madrileña Puerta del Sol iniciaron ayer el desmantelamiento de su campamento pero advirtieron: "No nos vamos, nos expandimos". Además, se han vuelto a citar para el domingo.

Llevarán a cabo una acampada itinerante visitando pueblos y barrios de Madrid ofreciendo información y con el fin de "seguir siendo un método de presión", según informó uno de los portavoces del movimiento a Europa Press. Esta medida fue consensuada en la asamblea general realizada el sábado por la noche, después de que decidieran el 7 de junio abandonar la acampada en Sol tras cuatro semanas instalados con tiendas de campaña en la céntrica plaza madrileña.

"Nos vamos porque el movimiento no puede avanzar si estamos quietos todo el rato, la acampada pierde la fuerza que ganan las asambleas de barrios, las salidas al Congreso y las asambleas itinerantes", indicó una integrante del movimiento.

Tras los rumores de una posible formación política del Movimiento 15-M, algunos de los acampados, bajo el lema "No nos vamos, nos trasladamos", negaron esta idea, ya que ellos se han denominado desde un primer momento "antipolíticos". "Nadie se ha propuesto hacer un partido político ya que los políticos no representan a los ciudadanos, y además quiero que se fijen en nosotros y no darles protagonismo yendo al Congreso de los Diputados", dijo un manifestante.

Los indignados han decidido dejar una estructura física de madera como punto fijo de información sociopolítico, con lo que, según un manifestante, "Sol no desaparece del mapa".

El día de ayer fue una jornada festiva. Además de levantarse el campamento se realizaron numerosas actividades reivindicativas. Pero los que realmente celebraron que la Puerta del Sol recupere su imagen habitual fueron los comerciantes que mostraron su "alegría" porque los indignados desmantelasen el campamento. Así lo manifestó a Europa Press el presidente de la Confederación de Comerciantes especializados de la Comunidad de Madrid (Cocem ), Hilario Alfaro, quien consideró que si finalmente los acampados se van de la zona, es algo "bueno para Madrid y para los madrileños". "Ojalá que vuelvan las cosas a la normalidad de la que nunca debería haber salido Sol", manifestó el presidente de Cocem, quien insistió en que se felicitan por ello. "Me alegro de la vuelta a la normalidad y de que podamos desarrollar nuestro trabajo de forma libre", apuntó.

Resistencia. Al igual que los indignados de Madrid, los acampados en la plaza de la Escandalera de Oviedo también decidieron levantar el campamento.

Sin embargo, en Barcelona grupos de antisistema se niegan a dejar la acampada de plaza Cataluña de Barcelona, enfrentándose así al resto de indignados, que acordaron este viernes levantar el campamento y vehicular la protesta por otros canales. Un portavoz de la comisión jurídica explicó a Europa Press que la organización quiere desalojar la zona para desmarcarse de este colectivo, ya que cree que está perjudicando la imagen del movimiento en Barcelona. Las mismas fuentes explicaron que los antisistema "trafican con drogas en la plaza, las consumen, se emborrachan, se pelan entre ellos con cuchillos y ponen música a mucho volumen".

Por su parte, en Tenerife, los indignados han decidido permanecer acampados.


  • 1