Local

'Los inmigrantes deben asumir los valores comunes sin renunciar a su cultura'

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, apostó por una inmigración "totalmente regular e integrada" para que los extranjeros no tengan que renunciar nunca a sus individualidades y cultura y respeten "unos valores comunes para que la convivencia no se ponga en riesgo".

el 15 sep 2009 / 03:15 h.

TAGS:

El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, apostó hoy por una inmigración "totalmente regular e integrada" para que los extranjeros no tengan que renunciar nunca a sus individualidades y cultura y respeten "unos valores comunes para que la convivencia no se ponga en riesgo".

En declaraciones a TVE recogidas por Efe, recordó que llegó a Cataluña como emigrante, con 14 años y un permiso paterno para trabajar, un bagaje personal que le ha servido para ser "humilde", afrontar los retos "con ganas de aprender" y ser consciente de que "en la vida todo es coyuntural, también ser ministro".

Corbacho aseguró que su prioridad es que la inmigración sea "regular", para que no haya ni un sólo extranjero sin un contrato de trabajo, e "integrada", para que los inmigrantes respeten los valores comunes sin renunciar nunca a las individualidades, el pensamiento y la cultura propios.

Recordó que, en tan sólo tres años, Hospitalet multiplicó su población inmigrante desde el 4 al 23 por ciento, es decir que "en poco tiempo nos encontramos con barrios en los que el 40 por ciento de los vecinos eran inmigrantes y colegios con un 80 por ciento de extranjeros".

"Ante esa situación, no teorizo. Ante un caso así, no hay tiempo para teorizar, hay que arremangarse y abordar el fenómeno", explicando a la ciudadanía que los extranjeros son un desafío, no un problema y que son necesarios, pero "siempre dejando muy claro que las normas no las pone el último que se empadrona", subrayó.

El ministro valoró la actuación de su predecesor en la política de inmigración porque este fenómeno "se ha dado con mucha más fuerza en los últimos cuatro años" y, en ese tiempo, "Caldera ha hecho algo fundamental: crear un fondo específico para que los ayuntamientos pusieran en marcha políticas sociales y que la llegada de los inmigrantes no supusiera un retroceso del Estado del Bienestar".

Por eso, explicó Corbacho, las prioridades del Ejecutivo en esta legislatura serán la sanidad, la educación y las políticas activas para la convivencia, que tendrán una atención especial por parte del Gobierno en esta legislatura.

Corbacho insistió, no obstante, en que la inmigración "es compleja" y, por eso, "tenemos que aprender de los países que ya tienen una segunda generación de inmigrantes para evitar situaciones como las que ha vivido Francia", pero también hay que sacar provecho de "nuestras propias experiencias" y hacer políticas que consigan que no haya pérdida de derechos y que favorezcan la integración.

Para ello, su instrumento "permanente" será el diálogo con todas las fuerzas políticas, los agentes sociales y todos los que tengan algo que aportar, aunque va a ser "muy complejo", reconoció.

Preguntado por el número de inmigrantes irregulares que puede haber en España, el ministro reconoció que hay mecanismos para calcularlo y aproximarse a la cifra exacta pero que de momento no tiene esos datos.

  • 1